El proyecto energético demanda inversiones por unos US$800 millones.

El 5 de enero El Salvador comenzará la construcción de su primera planta de generación de energía a gas natural, proyecto que demandará inversiones por unos US$800 millones.

La planta de generación térmica tendrá una capacidad instalada de 378 megavatios, lo que le permitiría abastecer hasta un 30% de la demanda nacional y su construcción estará a cargo de la finlandesa Wärtsilä.