Las cucharas trituradoras y cribadoras de la compañía se utilizan en trabajos de canalizaciones.

MBCrusher_Potosi_3

MB en Potosi

La conectividad es un factor fundamental a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas, y lamentablemente en América Latina la carencia de buenas infraestructuras a veces provoca un aislamiento grave a cierta parte de la población, aislamiento que trae consigo carencia en necesidades como gas, agua y telecomunicaciones.

En este sentido es que MB destaca el uso de sus trituradoras y cribadoras en la construcción de nuevas rutas para el transporte de gas, petróleo y agua, especialmente en aquellos proyectos aislados en los que es imposible llegar con grandes plantas de trituración y cribado. “Las cucharas trituradoras y cribadoras de MB, en cambio, siguen la obra paso a paso. Se instalan directamente en las excavadoras que ya están presentes en el sitio, por lo que quienes las utilizan no tienen otros costos de transporte. Recogen el material extraído de la excavación y lo trabajan, reduciéndolo por tamaño y cribándolo. Y así sucesivamente a lo largo de toda la obra”, dice la compañía en un comunicado.

Dentro de los ejemplos entregados por la empresa está un proyecto en la Patagonia argentina, donde una empresa que se ocupa de los principales proyectos de canalizaciones para el transporte de gas natural y petróleo eligió trabajar con una cuchara cribadora MB-S18 y una cuchara trituradora BF90.3. “Las dos máquinas se instalaron en las excavadoras ya presentes en la obra: con la trituradora redujeron el tamaño del material, con la MB-S18 se separaron los materiales directamente en la tubería colocada en la zanja”, explica el texto.

Pero también el mantenimiento de la maquinaria cuesta tiempo y dinero, especialmente cuando las obras están ubicadas en áreas no servidas por las carreteras, lejos de poblaciones y talleres. El mantenimiento de los productos de MB se puede hacer directamente en la obra, sin necesidad de llevarlas a un taller. Esto es especialmente beneficioso al trabajar en áreas remotas, como en Bolivia, en la obra del Gasoducto Sucre-Potosi, donde una fresadora MB trabajó para excavar una parte de zanja a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.