Ignacio Jimenez

Ignacio Jiménez, fundador de Móvil Mix, junto a su nueva planta volumétrica.

La compañía chilena Hormigones Móviles Móvil Mix acaba de adquirir una nueva planta volumétrica para seguir ampliando su negocio en el país.

Ignacio Jiménez, socio fundador de la empresa, contó a Construcción Latinoamericana su más reciente adquisición, una planta de la empresa italiana Blend, la que cuenta con capacidad para trasportar hasta 10 m³ de hormigón y producir a una velocidad de hasta 70 m³/hora, la que sumada a su planta Star Mix le permite a la compañía tener hoy una capacidad de transporte de 14 m3 de hormigón y una producción de 95 m3 por hora.

Una de las grandes ventajas de los mixers volumétricos es que, además de poder ofrecer producción de hormigón in situ en muy bajas cantidades, puede también dirigirse a faenas alejadas sin necesidad de grandes instalaciones o permisos ambientales. “En Movil Mix, además de ser más competitivos en pequeños volúmenes, ofrecemos llevar nuestras plantas móviles a faenas remotas, donde llevamos todos los materiales para abastecer nuestras plantas dentro de la obra, ahorrando mucho costo de transporte, tiempo y llevando la pérdida de hormigón a cero”, dice Jiménez.

Con solo 10 plantas en el país, el mercado de concreto volumétrico en Chile es aún menor. “Es un mercado muy nuevo y todavía muy desconocido por muchas empresas, pero creemos que se va a convertir en una tendencia más fuerte. La respuesta que hemos tenido de nuestros clientes ha sido muy positiva”, finaliza Jiménez.