Nicaragua dividida por construcción del canal

By Milena Jiménez11 December 2014

Nicaragua canal definite path

Nicaragua canal definite path

La construcción del Canal de Nicaragua, mega proyecto que implicará una inversión estimada de US$50.000 millones, tiene al país dividido.

Sectores compuestos por grupos ambientalistas, comunidades indígenas y parte de la población, se oponen firmemente al proyecto. Hace algunos días, centenas de personas salieron a las calles a protestar.

Uno de los argumentos esgrimidos en contra de la construcción del canal, tiene que ver con las consecuencias ambientales que éste acarrearía. Según los opositores, los estudios de impacto que fueron encargados por Nicaragua no estarían listos aún, esto, sumado al hecho de que los pobladores indígenas de la zona aún no llegan a un acuerdo indemnizatorio con el gobierno.

La participación de la concesionaria china responsable por el proyecto, HKND Group, también ha sido objeto de críticas. Hace algunas semanas, la empresa convocó una licitación para la construcción de una carretera de acceso al sitio de obras del canal, la que posteriormente declaró desierta, a pesar de que seis empresas nicaragüenses participaron del proceso. La concesionaria no dio las razones para dicha decisión.

Pese a lo anterior, las autoridades del país, en conjunto con HKND Group, ya anunciaron oficialmente el inicio de las obras para el 22 de diciembre de este mismo año.

Pero también son muchos que defienden el canal, y que afirman que, acompañada del proyecto, viene una ola de bonanza económica que favorecerá el desarrollo del país y dará mejor perspectivas a sus pobladores. Nicaragua registró en 2013 un PIB per cápita anual bruto de $1.800 dólares, el más bajo de Latinoamérica, según el Banco Central de ese país.

La vía transoceánica, que tiene previsión de estar operativa en 2019, cruzará el país con un ancho variado de entre 230 y 520 metros, y una profundidad de hasta 30 metros. Sumado a la construcción del canal, el proyecto contempla la construcción de dos puertos, un aeropuerto, un lago artificial, dos esclusas, una zona de libre comercio y un complejo turístico, además de las carreteras.