Ventas de Volvo caen un 14% en el segundo trimestre

By Andy Brown17 July 2020

Volvo Construction Equipment anunció que las ventas del segundo trimestre de 2020 cayeron un 14% en la comparación con el mismo período de 2019, debido al impacto del Covid-19.

157791_volvocrawlerexcavator_427742

La débil demanda en Europa y Norteamérica fue parcialmente compensada por una fuerte recuperación del mercado chino. La compañía logró mantener sus ganancias, a pesar de la menor venta total.

Las ventas líquidas y ajustadas del segundo trimestre fueron de US$ 2.500 millones, contra un valor obtenido de US$ 2.900 millones en el segundo trimestre de 2019.

La margen operacional salió del 15,5% el año pasado para un 13,6% en el segundo trimestre de este año.

El número de pedidos recibidos en el segundo trimestre, en tanto, subió un 11% en el trimestre, lo que se debió a una fuerte alza en la línea de máquinas de SDLG, que tuvo crecimiento del 31% en los pedidos.

El trimestre vio menores ventas en Europa y Norteamérica, con caídas del 22%. África y Oceanía cayeron fuerte y Asia (excluyendo China) cayó un 21%. Sólo China, con 13% más ventas, y Sudamérica, con un 8%, crecieron en el segundo trimestre de este año con relación al segundo trimestre del año anterior.

“Esto nos está permitiendo actuar desde una posición de relativa fuerza, y seguir llevando la industria a sus nuevas soluciones tecnológicas a través de tecnologías transformadoras. Seguimos invirtiendo en electrificación, automatización y conectividad”, dijo el director mundial de Volvo CE, Melker Jernberg.

More Articles from Construcción LatinoAmericana
Retro eléctrica de Case recibe premio por su diseño
Case Construction Equipment fue galardonada con el 2020 Good Design Award, por su retroexcavadora eléctrica 580 EV.
Arriendo en Brasil vive momento de lenta recuperación
La asociación que reúne empresas de arriendo de equipos en Brasil (ALECs) dio a conocer los resultados de su sondeo mensual.
Brasil reemplaza programa de vivienda social
El parlamento de Brasil concluyó la aprobación de la ley que reemplaza el programa de vivienda social Mi Casa Mi Vida, que es una herencia del gobierno anterior, por otro. El nuevo programa se llama Casa Verde e Amarela (verde y amarilla, en portugués).