Ladrillo reciclado promete una reducción del 90% de CO2

By Mike Hayes30 November 2020

Un nuevo ladrillo reciclado, fabricado con una décima parte de la energía de un ladrillo de arcilla estándar, ha sido nombrado Proyecto de investigación STEM del año en los premios Times Higher Education del Reino Unido.

_MG_7089

K-Briqs hechos con 90% de material reciclado.

La creación de académicos de la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo, K-Briq, fue reconocida por los jueces de la competencia como una “contribución importante a la construcción sostenible en todo el mundo” y “un potencial cambio de juego”.

Hasta el 90% de los componentes del K-Briq provienen de los desechos de la obra, y se dice que el proceso de producción sin cocer toma de dos a tres minutos, en contraposición a las 40 horas de los ladrillos cocidos tradicionales. También se ha demostrado que el proceso reduce las emisiones de C02 en un 90%.

Una empresa derivada, Kenoteq, ha establecido un proceso de producción con el objetivo de fabricar hasta 3 millones de K-Briq para finales de año.

Mientras tanto, se ha establecido un proyecto insignia para 2021, con el nuevo Pabellón Serpentine en Londres listo para usar los nuevos ladrillos en su construcción.

Professor Gabriela Medero with the K-Briq

La profesora Gabriela Medero con el K-Briq.

El proyecto universitario que resultó en el desarrollo del K-Briq fue liderado por la profesora Gabriela Medero de la Escuela de Energía, Geociencias, Infraestructura y Sociedad, y el Dr. Sam Chapman, director gerente de Kenoteq.

“Nos propusimos crear un producto de construcción que pudiera incorporar la sostenibilidad en el corazón de la industria de la construcción. A nivel mundial, la construcción representa el 39% de las emisiones totales de CO2 del mundo, por lo que abordar este desafío tendrá un gran impacto en la sostenibilidad del sector a medida que avanzamos hacia objetivos netos cero. Este premio es testimonio del trabajo incansable de nuestro equipo interdisciplinario de ingenieros civiles, estructurales, químicos y mecánicos, arquitectos, químicos y geólogos que han colaborado durante más de una década para llevar K-Briq al mercado”, señaló la profesora Gabriela Medero.

UK