El nuevo presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha sido instado a preocuparse por la ‘infraestructura en ruinas’ del país. 

Biden2

Los planes de ayuda económica de Joe Biden se centran principalmente en la infraestructura.

Según dijo el presidente y director ejecutivo de Associated Equipment Distributors, Brian P. McGuire, “el país no puede permitirse más estancamiento e inacción. Los demócratas y los republicanos deben unirse para proporcionar inversiones muy atrasadas para reconstruir nuestra infraestructura en ruinas, mantener un código fiscal que incentive la inversión de capital y desarrollar la próxima generación de trabajadores calificados. La futura prosperidad de Estados Unidos está en juego”.

La Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles, que estudia la infraestructura de EE.UU., ha estimado que el país invertirá menos de US$2.000 millones en proyectos públicos entre 2016 y 2025. “El Congreso debe hacer de la inversión en infraestructura una pieza central de su respuesta inmediata y estrategia de recuperación económica a largo plazo”, concluyó la organización en un informe sobre el impacto de la pandemia.

El gasto en infraestructura podría obtener el impulso que necesita si está vinculado a un paquete de ayuda económica. Joe Biden ha publicado anteriormente un plan de recuperación económica, llamado Build Back Better, que contiene un plan de infraestructura y energía limpia de US$2.000 millones. El plan incluye dinero para carreteras, puentes y vías fluviales; una disposición para el acceso universal de banda ancha; una propuesta para convertir la industria energética en carbono neutral para 2035; inversión en transporte público de cero emisiones; un plan para mejorar y climatizar cuatro millones de edificios y dos millones de hogares; construcción de 1,5 millones de viviendas nuevas y otros elementos.

El director ejecutivo de Associated General Contractors of America, Stephen E. Sandherr, felicitó a Biden antes de agregar que “estamos listos para trabajar con la administración entrante y el Congreso para ayudar a diseñar una agenda que se centre en reconstruir la infraestructura y revivir economía nacional. Con ese fin, estamos ansiosos por trabajar con el presidente electo mientras él y su equipo diseñan las propuestas de inversión en infraestructura prometidas”.

En el momento de escribir este artículo, Biden había ganado 279 votos, sobre los 270 necesarios para asegurar su puesto en la Casa Blanca.