Profesionalización es el mantra que se repite en el sector de arriendo de máquinas y equipos en América Latina. Y no es por casualidad, dado que el arriendo de equipos no es sencillo como podría parecer. Los flujos constantes de maquinaria y capital, la necesidad de mantenimiento permanente y el balance entre depreciación del producto y márgenes de ganancias hacen que éste sea realmente un negocio para profesionales.

Es el caso de la red brasileña Casa del Constructor, empresa de arriendo de equipos y herramientas ligeras que ha innovado en muchos aspectos del negocio. La empresa abrió sus puertas para un día de debates sobre el mercado de arriendo, evento que contó con la participación de Ken Hughes, de la American Rental Association (ARA).

Innovación

Founders

Expedito Arena y Altino Christofoletti, fundadores de una de las empresas de arriendo más profesional de Brasil.

Lo más innovador de Casa del Constructor fue que desde sus inicios la empresa apostó por un modelo compartido, las franquicias. Si hoy en día la empresa tiene 275 locales en Brasil y uno en Paraguay, todo se debe a que estableció un estándar de operación, lo probó y lo puso a disposición de empresarios dispuestos a arrendar bajo su marca.

De manera que la ambición actual de la empresa es llegar en 2027 a los 1.000 locales abiertos en Brasil y otros lugares de América Latina. De acuerdo con uno de los fundadores, Expedito Arena, “para nosotros el trabajar en grupo es fácil y a la vez fundamental. No existe un negocio sano que sea bueno sólo para una de las partes. Por eso, nuestro sueño es llegar a 2027 con 1.000 locales y un nivel de ingreso de 1.000 millones de reales (cerca de US$250 millones)”.

Hoy por hoy, el ingreso anual de Casa del Constructor es de cerca de US$60 millones. En sus locales, además de la administración central y las tiendas franquiciadas, trabajan un total de 1.700 personas. “El sector de arriendo sólo será grande cuando sea más profesional”, dijo a los asistentes Altino Christofoletti, el otro socio fundador de Casa del Constructor.

Con el intento de alcanzar un mayor grado de profesionalización del sector de arriendo en Brasil la empresa invitó al director de desarrollo de negocios de la ARA para debatir con los representantes locales de una variedad de empresas de arriendo.

Visión del exterior

Store

Con sistema de expansión por franquicias, Casa del Constructor quiere llegar a los 1.000 locales.

Ken Hughes trajo interesantes informaciones al debate para los alquiladores de Brasil. De acuerdo con él, el mercado en Brasil es prometedor y se enfrenta a desafíos que también suceden en Estados Unidos y otras economías desarrolladas. Uno de ellos es la dificultad de explicar la importancia del trabajo institucional como forma de organizar el sector.

“En general, las empresas más grandes del sector saben que tener una asociación fuerte les da fuerza colectiva, pero no siempre las empresas medianas o pequeñas lo reconocen”, dijo él, afirmando que la profesionalización sectorial depende de esto.

“Por ejemplo, el tema de los seguros es siempre un drama para el sector de arriendo, porque los equipos arriendados están sujetos a una depreciación más fuerte y temprana. Esto puede desequilibrar los presupuestos de una empresa alquiladora. Nosotros en ARA lo resolvimos montando una empresa seguradora, que es nuestra y presta este servicio a los asociados en mejores condiciones”, contó Hughes.

Este es un claro ejemplo de cómo una asociación empresarial puede desarrollar sistemas y maneras de trabajar innovadoras, con potencial de cambiar el mercado para mejor.