Promovido por el Gobierno Vasco mediante la sociedad Euskotren, el trazado del Metro Donostialdea o Topo (denominación preferida por los usuarios locales) consta de una longitud de 2,1 kilómetros con estación tipo caverna a 25 metros bajo tierra, dos andenes laterales y tres salidas en Benta Berri. Los accesos se ubican en la confluencia entre las calles Bertsolari Salvador y Pedro Manuel Ugartemendia, otro situado en la Plaza de Bentaberri y un ascensor de conexión en la Avenida de Zarautz. Gracias a la puesta en marcha del proyecto, la red del Topo pasará de tener 9 millones de viajeros anuales a 23 millones.

Alsina interviene en la ejecución completa de la estación subterránea, dónde cabe destacar las siguientes partes: la caverna de estación con una longitud de 100 metros, los cañones de acceso peatonal sumando 150 metros, además de otros componentes estructurales propios de esta tipología de obra (chimeneas de ventilación, entronques, muros, pilares, etc.).

Alsina

Caverna de la estación

La caverna de la estación tiene una sección ovalada de casi 16 metros de ancho por 12 metros de alto, generando un volumen de 14500 m3 y una superficie a encofrar de 3200 m2. La realización de la misma se dividió en tres puestas: contrabóveda, hastiales y bóveda. El proceso constructivo y la longitud de los tramos a hormigonar fueron los aspectos clave en la elección final: sistema de encofrado de túneles en mina en alquiler.

Alsina1

Como explican fuentes de la firma, “la solución está diseñada para soportar sobrepresiones de hormigón en túnel en mina, es decir, el hormigón bombeado queda confinado entre la excavación en roca y la estructura temporal generando cargas muy superiores a las convencionales. Nuestra combinación de productos estándar para obra civil (Multiform, Muro a 1 cara circular y cimbra de alta resistencia) junto con piezas a medida convencieron al cliente, ya que cumplía sus requisitos de rendimientos, acabados y precio.”

Para la ejecución del arco de la contrabóveda se suministraron trepantes adaptables a cualquier posición con encofrado circular, hormigonando tramos diarios de 30 m2. Los hastiales que se realizaron con equipos de muro a 1 cara de altura superior a 6 metros permitían puestas semanales. Por último, para la clave de bóveda se diseñaron dos carros móviles de 6 metros de longitud dando rendimientos de hasta 2 puestas por semana.

Cañones de acceso peatonal

alsina2

El acceso a la estación de Bentaberri puede ser o desde galerías peatonales horizontales o desde galerías inclinada con pendiente cercana al 60%. La solución para ambas se realizó con dos carros de 5 metros de longitud cada uno y 150 m3 de cimbra, los cuales se desencofraban y encofraban gracias a gatos hidráulicos, e incorporaban sistema de movimiento hasta la siguiente puesta.

Chimeneas y ascensores

Los pozos de 70 metros de profundidad excavados mediante la técnica raise boring se revistieron de hormigón gracias al diseño de un encofrado metálico a medida. En un único movimiento se elevaba el sistema trepante interior y el molde circular especial, hecho que permitía hormigonadas diarias.