Cámara de Construcción no acepta alza promovida por Cámara del Cemento. Insumo está un 27% más caro en 2017.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) anunció que sus asociados comenzaron a pensar en la hipótesis de importar cemento a México, en respuesta a las dos alzas en el precio del insumo propuestas, en lo que va de 2017, por el gremio cementero mexicano y sus empresas asociadas.

En enero de este año, las cementeras mexicanas aumentaron el precio del cemento en un 15%. Luego, se anunció hace pocas semanas una nueva alza de un 12%. La Cámara Nacional del Cemento (Canacem) afirmó que la mayor demanda interna por el producto ha provocado el importante aumento en los precios.

De acuerdo con la CMIC, se empieza a hablar de la importación de cemento extranjero. “Ahorita empiezan a haber voces de generar cadenas logísticas para importar cemento”, dijo el presidente de la cámara de constructores, Gustavo Arballo Luján.

El representante de las contratistas afirma que el precio por tonelada importada puede llegar a ser hasta US$ 30 más barato que el nacional, después de la crecida del precio. Además, agregó que la justificativa para el alza del cemento mexicano no se justifica porque el peso se habría valuado luego del primer efecto Trump que lo derrumbó al final de 2016.