Una inversión de más de US$ 200 millones significó las obras que ampliaron y profundizaron el cauce de la cuenca de la Plata, zona que recibe la mayor parte de los desagües pluviales de esa zona argentina. A su vez, el plan avanza en otras cuatro cuencas bonaerenses con aporte de fondos internacionales.

Arroyo el Gato

Arroyo el Gato

En esa línea, la gobernadora provincial de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, inauguró la mega obra para prevenir inundaciones, Arroyo El Gato en la ciudad de La Plata; la cual impacta sobre 400 mil vecinos y evitaría desastres como lo ocurrido con las inauguraciones de 2013, donde murieron 89 personas. Cabe mencionar que, la cuenca del arroyo El Gato es una de las más grandes y pobladas del Gran La Plata, ya que tiene una longitud de 25 kilómetros hasta desembocar en el río Santiago.

En estas obras se trabajó en 10 etapas para ampliar desde 10 a 30 metros el ancho del cauce, además de avanzar con la construcción de 30 obras complementarias, tales como saneamiento, ampliación de puentes y demolición de puentes inseguros; entre otros trabajos.

El Plan Integral de ensanche y profundización también contempló la construcción de un aliviador de 5.500 metros sobre la Avenida 31 con el fin de captar el agua lluvia proveniente del Arroyo El Regimiento para derivar el caudal al Arroyo El Gato. A su vez, el plan también incluye otras 4 cuencas bonaerenses: “fueron nuestra prioridad en materia de obras públicas, sumando una inversión total de US$ 1500 millones, aproximadamente el 40% de nuestro presupuesto”, reveló la gobernadora. Un ejemplo de la envergadura de los trabajos es la cuenca del Río Salado, que afecta a 57 municipios e impacta en 2 millones de hectáreas. La obra cuenta con una inversión de US$ 787 millones y está en ejecución. Cabe destacar que se trata de un desembolso de capital compartido entre la provincia, el gobierno y el Banco Mundial.