La crisis sanitaria que ha generado la pandemia del covid-19 ha producido la peor contracción económica y social de las últimas décadas, tanto a nivel mundial como en las economías de América Latina y el Caribe.

Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2020

Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2020

En este contexto es que el Estudio Económico 2020 presentado por la Cepal, espera una caída en la economía regional del 9,1% (el PIB mundial caerá un 5,2% -la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial), la que será acompañada de aumentos significativos en la tasa de pobreza, que alcanzará un 37,3%; y un incremento de la tasa de desocupación, que se prevé en torno al 13,5%.

Ya antes de la pandemia la región exhibía bajas tasas de crecimiento (un 0,4% en promedio entre 2014 y 2019) y crecientes vulnerabilidades sociales y macroeconómicas, por lo que el organismo prevé que la dinámica de recuperación será lenta y los costos económicos y sociales de esta crisis podrían seguir aumentando a lo largo de 2020 y 2021. De hecho, se espera que en 2020 el nivel del PIB per cápita de la región sea equivalente al de 2010, y el de la pobreza, al de 2006, lo que supondría un decenio perdido en términos económicos, y casi un decenio y medio en términos sociales.

A pesar que la pandemia llegó a la región ya muy avanzado el primer trimestre, de inmediato generó impactos en la economía. De hecho, durante el periodo, nueve de las 20 economías de América Latina experimentaron un crecimiento económico negativo. ”Dado lo anterior, América Latina entró en recesión económica a partir del primer trimestre y su PIB presentó una contracción del 1,53% en comparación con el registrado en el mismo período de 2019. Las economías que se contrajeron son Argentina (-5,2%), el Brasil (-0,3%), Cuba (-3,7%), el Ecuador (-2,4%), Haití (-3,1), Honduras (-1,2), México (-1,4), el Perú (-3,4) y Venezuela (República Bolivariana de) (-29,8%)”, dice el documento.

Y si el primer trimestre fue duro, el golpe fue aún más fuerte en el segundo. ”Los datos muestran que la actividad cayó significativamente en abril, superando las peores expectativas y confirmando los graves efectos del confinamiento. De acuerdo con cifras preliminares, los sectores del comercio y la construcción son los que registran el mayor deterioro y, en menor medida, la industria manufacturera”, indica Cepal. 

Estimaciones 2020

En América Latina, la mayor caída, en términos de subregiones, se producirá en América del Sur, con un descenso del 9,4%, seguida de Centroamérica y México (-8,4%) y el Caribe (incluyendo Guyana) caerá un 5,4%.

Las cinco economías que con más fuerza caerán este año, son precisamente de América del Sur. Se trata de Venezuela, cuyo deterioro del PIB se calcula en un 26%, Perú (13%), Argentina (10,5%), Brasil (9,2%) y Ecuador (9%). 

Dentro de las economías más resilientes se encuentran Paraguay, cuya contracción será del 2,3%, Guatemala, que caerá un 4,1% y Haití y uruguay, ambas con descensos proyectados del 5%. 

Para conocer más, acceda al documento completo acá