La ampliación de la mina comprende, entre otras cosas, la construcción de una planta concentradora y un transporte de relaves.

La canadiense Teck Resources iniciaría en noviembre las obras de ampliación de su yacimiento de cobre, Quebrada Blanca, en el norte de Chile. El proyecto implica la construcción de una planta concentradora, un depósito de relaves, una planta abastecedora de agua de mar, un ducto para el transporte de cobre y las instalaciones para la recepción, filtrado y embarque del concentrado.

quebrada blanca2

Quebrada Blanca

La inversión para esta Fase 2 del proyecto bordea los US$4.800 millones, según cifras entregadas por el ministro de Minería de Chile, Baldo Prokurika al diario La Tercera. En esa línea, el secretario de estado anunció que “la ampliación permitirá aumentar la producción de Quebrada Blanca a 300.000 toneladas de cobre anuales”; lo que contrasta con las 23.400 toneladas de cobre producidas en 2017.

Además, la compañía canadiense, anunció durante el pasado mes de julio que “buscaría un socio para desarrollar el proyecto; el que podría aportar unos US$2.000 millones por una participación de 30% a 40%”.

En rueda de prensa a periodistas, Prokurika reconoció que Chile está enfocado en fomentar la inversión como el mayor productor de cobre del mundo y así destrabar burocracias asociadas al desarrollo de nuevas obras de infraestructura y otras grandes iniciativas. En esa línea, adelantó que el proyecto minero Nueva Unión, que asocia a Teck con Goldcorp, iniciaría su tramitación de evaluación ambiental para su posterior desarrollo; cuya inversión bordearía los US$3.400 millones.