Las vías que unirán el Puerto de Bahía Blanca con el yacimiento petrolero de Neuquén, Vaca Muerta, en Argentina tendrán 665 kilómetros.

El pasado 29 de junio se anunció que el inicio de la licitación de las vías férreas que unirán el Puerto de Bahía Blanca con el yacimiento petrolero de Vaca Muerta, en la Provincia de Neuquén, Argentina; será realizada hacia noviembre de este año para que se adjudique al ganador hacia mayo de 2019.

Por medio del sistema de Participación Público Privada (PPP) se licitará esta estratégica obra, la cual implica una inversión en torno a los US$550 millones. El monto comprende el mejoramiento y refacción de 582 kilómetros de vías, más la construcción de 83 kilómetros para llegar así a 665 kilómetros de línea férrea entre Bahía Blanca y Neuquén.

Los trabajos demorarían cerca de cuatro años y tendrán como finalidad transportar 1,5 millones de toneladas durante el primer año de operación. A su vez, esta obra además de ser estratégica para la economía Norpatagónica de Argentina; permitiría a la industria petrolera bajar sus costos hasta cerca de un 50%, según consignó el Clarín de Argentina. En esa línea el citado medio señala que los costos de transporte caerían en torno a un 48%, mientras que los de movimiento de arena disminuirían un 40% y algunos procesos vinculados a pozos, bajarían hasta un 10%.

A su vez, el proyecto también beneficiará al movimiento de materiales de construcción hacia las principales ciudades de Neuquén; “provincia que hace años ya vive un intenso desarrollo inmobiliario”, según consigna El Clarín, admitiendo además que podría abrir otras posibilidades, como el transporte de combustibles, maquinarias grandes, entre otros.

“La explotación de Vaca Muerta sin duda se trata de una de las inversiones más importantes de la historia argentina en tanto esa reserva energética de gas y petróleo es una de las más importantes del mundo”, comentó Miguel Donadio del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca.