El gravamen impuesto por Estados Unidos a México aumentaría el valor de las obras hasta en un 15%.

La Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) estima que el presupuesto de obras de infraestructura para el año 2019 debería incrementarse entre un 10 y un 15% dado los aranceles impuestos por Estados Unidos por el acero.

José Manuel Payán Ramos, presidente de AMIC, explicó, no obstante, que el ajuste aún no ha afectado a la mayoría de los constructores, dado que hay poca obra pública en ejecución por estos días en México.

Eso sí, Payán advirtió que las empresas que están desarrollando obra pública, por medio de constructoras, “deben hacer un ajuste al alza, dado que todas tienen techos presupuestarios. De no hacer esto corren el riesgo de que las obras queden inconclusas, advirtió el presidente de la AMIC.