La firma italiana trabaja un acuerdo con acreedores por unos US$2.300 millones.

La firma italiana Astaldi está atravesando dificultades financieras con deudas cercanas a los US$2.300 millones, por lo cual, a finales de septiembre comenzó un proceso de reestructuración para “garantizar la continuación regular de las obras en las que opera el grupo, además de proteger a los acreedores y preservar los activos corporativos”, según detalló en un comunicado.

Cabe recordar que S&P degradó recientemente el rating de la compañía de CCC- a D, lo que equivale a caer en default. Sin embargo, Astaldi aclara que “la degradación de la calificación no debe entenderse como el estado de quiebra del Grupo de ninguna manera”.

La italiana cuenta con una importante presencia en América, de donde provienen más del 35% de sus ingresos.

Cabe destacar que de los 10 principales proyectos en los que participaba la empresa a diciembre del año pasado, tres están ubicados en América Latina, más precisamente, en Chile. Se trata del hospital Barros Luco Trudeau y la ampliación del aeropuerto Arturo Merino Benítez, en Santiago, y el proyecto de Chuquicamata Subterránea, en Antofagasta.