Un consorcio liderado por empresas de Sacyr anunció la conclusión de la rehabilitación de la carretera Pirámides-Tulancingo-Pachuca, en México. La sociedad concesionaria ha realizado el proyecto de 72,2 millones de euros (alrededor de US$78,5 millones) de la carretera que forma parte del eje troncal que conecta al océano Pacífico con el Atlántico. La carretera consta de doble cuerpo, con dos carriles de circulación por cada sentido, lo que supone 183 km de longitud equivalente.

Autopista Pirámides en México

El contrato tiene un plazo de 10 años y supondrá una cartera estimada de ingresos de aproximadamente 214 millones de euros (unos US$232 millones). Incluye la rehabilitación y conservación de los 91,5 km que suman los dos tramos de la carretera federal libre MEX-130 y MEX-132, que se extienden por los Estados de México e Hidalgo.

Proyecto innovador

En la rehabilitación inicial se han atendido pavimentos; taludes en cortes y terraplenes; puentes y estructuras; obras de drenaje; señalamientos y dispositivos de seguridad; así como la funcionalidad del derecho de vía y diversos servicios de vialidad para poder cumplir con estándares de desempeño a niveles internacionales en una vía libre de peaje.

Sacyr ha innovado en este proyecto con el empleo de RAR-X en pavimentos: un producto de alta tecnología fabricado a partir de polvo de neumáticos fuera de uso (NFVU), pretratado con betún y otros aditivos que aporta una mejora a las características de las mezclas (mejor comportamiento frente a reflexión y la propagación de fisuras, mejor resistencia a fatiga, disminución de ruido, etc.)

Sacyr en México

Además de la carretera Pirámides-Tulancingo-Pachuca, Sacyr Concesiones cuenta con otro contrato bajo el modelo de asociación público-privada: el Hospital de Tláhuac en la Ciudad de México, que se encuentra en un 90% de avance de construcción y que supone una cartera de 1.350 millones de euros (US$1.465 millones) a lo largo de los 25 años de duración del contrato.