República Dominicana, a través de su Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) está actualmente trabajando en una ambiciosa iniciativa de infraestructura hidráulica: el Proyecto Múltiple Monte Grande, la que, además de controlar el caudal hídrico del rio Yaqué del Sur tiene como objetivos la protección ante inundaciones, la generación de energía hidroeléctrica, potenciación de la irrigación con fines agrícolas y servir como atractivo de turismo ecológico.

1

La Bauer BC40, es la primera hidrofresa en operar en República Dominicana.

El contratista que construye la obra es el Consorcio Monte Grande, que está conformado por la brasileña Andrade Gutiérrez (70%) y la dominicana Servinca (30%).

Uno de los aspectos clave del proyecto corresponde a la construcción de una presa de gravedad con 55 metros de altura, la que permitirá un embalse con un volumen de 389 millones de metros cúbicos.

Impermeabilización

Bauer, a través de su sucursal en República Dominicana, fue seleccionada en enero de 2019 para la construcción de la pantalla de hormigón plástico cuya función es la impermeabilización de la base de la presa.

Estas paredes constituyen una barrera impermeable de 1.350 metros de longitud bajo la cimentación de la presa y tienen una profundidad promedio de 23 metros (con una profundidad máxima de 31 metros). “Para ello se han movilizado modernos equipos de cimentación, entre los que se encuentran una Hidrofresa Bauer BC40 sobre una grúa de orugas Bauer MC96. Esto se ha complementado con la instalación de una planta de fabricación y procesado de lodos de perforación Bauer BE500, dando lugar a uno de los sistemas tecnológicos más avanzados para este tipo de proyectos”, detalla Jaime Sobrino, gerente técnico de Bauer Fundaciones América Latina.

Para el desarrollo del proyecto, los equipos excavan el terreno a la profundidad especificada en módulos que se interconectan entre sí y que seguidamente se rellenan con una mezcla de hormigón plástico.

El proyecto no estuvo exento de desafíos. “A lo largo de gran parte de su extensión se presentó una capa aluvial muy heterogénea de limos, arenas, gravas y rocas mixtas, capa que podría estar completamente saturada (áreas bajas, lecho del río) y era relativamente fácil de pre-excavar previamente, hasta presentarse muy seca y compacta. Estas grandes diferencias originaron un bajo rendimiento de algunos de los equipos”, explica Bruno Luz, gerente de proyecto.

2

Bauer participó del proyecto con 71 colaboradores.

“Es la primera vez que un equipo de hidrofresa se moviliza en la República Dominicana, confirmando el compromiso de Bauer por ofrecer las técnicas más sofisticadas que contribuyan al desarrollo de las obras en el país y la región de la manera más eficiente posible”, comenta el ejecutivo.

El proyecto cuenta con la participación de 71 colaboradores de Bauer donde se comparte su gran experiencia previa en la ejecución de obras de cimentaciones en el país y el amplio conocimiento internacional en este tipo de obras por parte de la empresa de origen alemán.

“El cumplimiento permanente en materia de seguridad, la aplicación y transferencia de conocimiento, así como un control de calidad permanente y riguroso, han sido claves para permitir a BAUER Fundaciones Dominicana superar los retos del proyecto y ejecutar los trabajos de acuerdo con los mejores estándares internacionales”, finaliza Sobrino.