El BID apoyará la iniciativa con un crédito por US$64 millones.

Bolivia seguirá mejorando su infraestructura caminera, especialmente en vías que tienen el rol de integrar áreas productivas a mercados nacionales e internacionales, con la reconstrucción y mejoramiento del tramo Mairana-Bermejo con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Bolivia

El crédito por US$64 millones incluye US$54,4 millones provenientes del capital ordinario con un periodo de amortización de 22 años, un periodo de gracia de 6,5 años y una tasa de interés basada en LIBOR, así como un crédito concesional de US$9,6 millones con un plazo de amortización de 40 años, un período de gracia de 40 años y una tasa de interés de 0,25 por ciento.

La inversión permitirá intervenir en 58,2 km de longitud, mejorando así el nivel de servicio de la Red Vial Fundamental del país. Se prevé acciones en el pavimento, estabilización de taludes, recuperación y mejoramiento de plataforma y mejoras en los carriles de circulación en un 20% de la longitud del tramo.

Una vez concluidos los trabajos se habrá logrado reducir los costos de operación vehicular y la reducción de tiempos de viaje; se prevé un incremento en el tránsito promedio diario anual de 438 vehículos para 2020 y de 2.265 vehículos para 2038. El 52 por ciento de los vehículos que utilizarán la carretera serán de carga y pasajeros (buses).

Además, se aplicarán estándares de diseño al tramo que contribuyan a una infraestructura con altos niveles de servicio y mayor seguridad vial mediante la incorporación de dispositivos reductores de velocidad en zonas urbanas y en la cercanía de centros educativos. De igual forma, se aplicarán estándares de diseños que contribuyan a una infraestructura con mayor resiliencia al cambio climático, así como la conservación por índices de servicio mediante contratos plurianuales de conservación que garanticen la sostenibilidad de las inversiones.