Una grúa Link-Belt está jugando un rol esencial en el desarrollo de este proyecto en México.

El proyecto de la carretera Atizapán-Atlacomulco, en México, es una iniciativa que ha estado dormida por largos años. Si bien su concesión se realizó en 2014 e inicialmente se esperaba estuviera concluida en 2016, la obtención de los derechos de vía se complicó y se tuvieron que hacer importantes ajustes al trazado. De hecho, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reporta hoy un costo de obra un 62% por sobre lo considerado inicialmente, alcanzando inversiones por unos 9.500 millones de pesos (alrededor de US$460 millones).

1

La carretera Atizapán-Atlacomulco es un proyecto de 74 kilómetros de longitud y cuenta con varios viaductos.

Si bien ha tenido un comienzo difícil, la obra, que está siendo ejecutada por OHL México, comenzó a moverse el año pasado y este año ya está acelerando su desarrollo. La autopista tendrá una longitud de 74 kilómetros y dispondrá de cuatro carriles de circulación (dos por sentido), además de contemplar la construcción de varios túneles y viaductos. Se espera que la nueva carretera mejore la conectividad entre la Zona Metropolitana del Valle de México y las partes norte y oeste del país.

En este contexto es que en julio del 2017 Grúas y Autotransportes Velásquez S.A. de C.V. (GAVSA), empresa de alquiler de grúas con sede en Villahermosa, Tabasco, recibió un contrato de alquiler de grúa para el proyecto. El alcance del trabajo para la compañía incluye la construcción de columnas de soporte, el transporte de materiales y la instalación de andamios y de grúas torre.

Para estos trabajos GAVSA ha confiado en una RTC-80130 Serie II de Link-Belt, de 120 toneladas métricas (130 toneladas), la que se está utilizando para construir andamios para uno de los seis puentes elevados de 120 metros de altura y 500 metros de largo, a lo largo de la ruta.

Jorge Apolonio Velázquez, gerente de operaciones Villahermosa para GAVSA explica que, entre varios factores, la elección de este equipo es porque “nos gusta la transportabilidad y el autoensamblaje del RTC-80130”.

2

Para estos trabajos GAVSA ha confiado en una RTC-80130 Serie II de Link-Belt, de 120 toneladas métricas (130 toneladas).

“Llegar a la base de estas columnas para los tramos del puente no es fácil, pero el RTC-80130 manejó muy bien el terreno desigual y las pendientes pronunciadas. Tenemos envíos constantes de varillas corrugadas y otros materiales que ingresan desde el lado norte del sitio de trabajo, con solo un pequeño intervalo de tiempo en el que llevamos la RTC-80130 por el camino empinado y la ponemos en posición para las entregas ”, dijo Velázquez.

Relación fuerte

GAVSA ha sido un cliente de Link-Belt desde hace mucho tiempo y cuenta en su flota de alquiler con más de 35 grúas de la marca. “Nos gustan las grúas Link-Belt porque son fáciles de reparar y mantener”, explica Velázquez.

Link-Belt Cranes, con sede en Lexington, Kentucky, es uno de los principales proveedores de grúas telescópicas y grúas de pluma en celosía para la industria de la construcción en todo el mundo.