La Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI)  hizo un llamado al Gobierno para que en estos momentos su actividad sea exceptuada o, por lo menos, bien regulada en las normas excepcionales expedidas ante la coyuntura del coronavirus. ”La actual coyuntura podría derivar en la declaratoria de eventos de fuerza mayor en los contratos, con la consecuente afectación en la dinámica de ejecución de los proyectos”, advirtió la entidad en un comunicado.

Según la CCI, mientras se mantengan las condiciones adecuadas para la normal ejecución de los contratos por parte de las autoridades y de los entes contratantes, y no se afecte la cadena de producción y abastecimiento, se puede garantizar que las obras civiles de infraestructura tendrán un efecto contracíclico de impacto positivo en la economía, sin embargo, la Cámara advierte que es necesario tener un plan que aborde aspectos como: las obligaciones tributarias a corto plazo como el pago del IVA; una regulación blanda con las entidades bancarias; liberación de los pagos pendientes o retenidos por los entes contratantes; y mitigar el impacto de los pagos al sistema de seguridad social, mediante una posible flexibilización o suspensión temporal de los mismos.

”Continuaremos acompañando y apoyando al Gobierno Nacional en el firme propósito de sobrellevar de la mejor manera los efectos negativos de la actual coyuntura. Para esto, las empresas de ingeniería, tanto de consultoría como de construcción, las empresas concesionarias que construyen y operan gran parte de la infraestructura de nuestro país, junto con el grupo de proveedores de bienes, servicios y materiales están preparados y listos para mantener la dinámica propia de este sector, que permita ser punta de lanza para recuperar y mantener la economía del país.