El objetivo es ampliar la capacidad productiva de sus plantas en un millón de toneladas.

Un ambicioso plan que demandará inversiones por US$230 millones es el que tiene Cementos Avellaneda en Argentina. La compañía buscaría incrementar su capacidad de producción en un millón de toneladas de cemento/año para atender los proyectos de inversión privada y obras públicas del país.

Cementos avellaneda

Dentro de las iniciativas destaca la inversión por US$200 millones su planta La Calera (San Luis), donde se pretende más que triplicar la capacidad de producción para pasar de las actuales 300.000 toneladas a 1 millón de toneladas/año a partir de 2019.

Asimismo, la compañía invertirá unos US$30 millones en su planta de Olavarría (Buenos Aires), con el objetivo de incrementar en 300.000 toneladas anuales la capacidad de producción de cemento. La puesta en marcha se fija para finales de 2017.

Además, Cementos Avellaneda tiene previsto realizar otras inversiones destinadas a la mejora en infraestructura productiva, en sus procesos logísticos y de impacto medioambiental.