Según cálculos de la Cámara Chilena de la Construcción el país debe desembolsar este monto en la próxima década.

Javier Hurtado

Javier Hurtado, gerente de estudios de la CChC.

Ante la presencia del ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, y representantes del sector público y privado, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) dio a conocer el informe “Infraestructura Crítica para el Desarrollo (ICD)” 2018-2027, en el cual se realiza un detallado análisis de los requerimientos de infraestructura para el país, estimando en US$174.505 millones la inversión necesaria a materializar en este ámbito durante el próximo decenio.

El informe es una publicación bienal que comenzó el año 2002 y que constituye un esfuerzo del gremio por aportar a las políticas públicas en una materia tan clave para el progreso social y económico como es la infraestructura.

Cada capítulo del ICD es elaborado por consultores externos y la Gerencia de Estudios de la CChC, de modo de lograr una mirada transversal de los distintos sectores analizados: Infraestructura basal (recursos hídricos, energía y telecomunicaciones), Infraestructura productiva (vialidad interurbana y urbana, aeropuertos, puertos, ferrocarriles y logística) e Infraestructura social (espacios públicos, hospitales, cárceles y educación y resiliencia). Además, el ICD 2018-2017 incluye una sección dedicada al tema resiliencia.

“La infraestructura es clave para el desarrollo sostenible del país. Y precisamente por eso es que hacemos el ICD: para identificar los desafíos que tenemos en esta materia, de modo de orientar las decisiones de inversión que aseguren que la infraestructura no sea una traba sino un motor de desarrollo social y económico”, señaló Patricio Donoso, presidente (s) de la CChC.

Por su parte, el gerente de Estudio del gremio, Javier Hurtado, explicó que, “del total de la inversión requerida para el período, casi un tercio debe ser provista por el sector privado y otro tercio mediante un trabajo colaborativo entre el sector público y el privado. Sin esta alianza, mucha de la infraestructura que las personas necesitan simplemente no se podría hacer”.