En los países sísmicos alrededor del mundo suele ser frecuente la construcción con sistema mixto. La alianza entre el acero y el hormigón ha otorgado a las grandes estructuras mayor ligereza, ductilidad y resistencia, sobre todo en la construcción en altura. Es por estas características que la empresa AMCS, especialistas en ingeniería, fabricación y montaje de estructura de acero, decidió innovar en el proyecto Soho Montemar, donde mezclan acero y hormigón para un edificio.

Soho montemar

Soho Montemar

Este proyecto, es pionero en la región de Valparaíso en Chile, dado que el uso de hormigón y acero ha mejorado los costos del trabajo y a la vez ha reducido los plazos de entrega. Es por esto, que el Instituto Chileno del Acero (ICHA) seleccionó el proyecto para que sea presentado en la 2° edición de la Expo Construcción Industrializada que se realizará el próximo 14 de mayo en el Hotel Plaza en Las Condes, Santiago de Chile.

La iniciativa fue escogida por ICHA a modo de ejemplo de industrialización de la construcción. “Inicialmente planificamos el proyecto con hormigón armado, pero la gran dimensión de los muros y columnas provocaron que el espacio fuera reducido. Así fue como incorporamos el acero en la construcción del Soho Montemar. Este cambio aumentó los espacios, sin incrementar los costos de la edificación”, comentó el Gerente General de AMCS, Christian Schnaidt.

Entre las principales características técnicas de esta estructura, está la estructuración con vigas de acero del tipo doble T, losas de hormigón con placa colaborante, columnas de acero tipo HSS cuadradas rellenas con hormigón y núcleo de hormigón armado. “Este tipo de construcción hace que la obra gruesa logre mayores niveles de precisión que las edificaciones tradicionales. Esto se refleja en la ejecución de las terminaciones, pues no necesita ser modificada posteriormente”, comentó Schnaidt.

Además, al estar compuesto completamente de acero, salvo el interior que es de hormigón armado, el proyecto generó beneficios en su entorno, puesto que causa menos impacto que una construcción tradicional. En esa línea, desde la compañía afirmaron que este tipo de construcción disminuye considerablemente la congestión vehicular y los niveles de ruido.

Es importante destacar que el Soho Montemar, ya cuenta con un 98% de avance en su montaje estructural, por lo que su fecha de entrega, según estiman desde AMCS, sería durante el segundo semestre de 2019.

En Chile existen varios edificios con tales características, donde destacan la Torre Santa María 2 donde se utilizaron 1.400 toneladas de acero y el Edificio Huidobro con 1.500 toneladas de acero, otorgándoles el carácter de construcciones avanzadas en término de estructuras mixtas.