El acuerdo de cooperación para el desarrollo de infraestructura entre China y Chile es una catapulta para el desarrollo que necesita el país sudamericano.

Justo antes de comenzar la III Reunión de Mecanismo de Diálogo de Coordinación y Cooperación Económica Chile – China, el Ministro de RREE de Chile, Roberto Ampuero y el Presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China, He Lifeng, firmaron un acuerdo que anexa a Chile a la iniciativa La Franja y La Ruta. “Por instrucción del Presidente Sebastián Piñera, firmamos el memorándum de entendimiento entre Chile y China en el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta. Estamos contentos porque esta iniciativa nos permitirá entrar en una nueva etapa de colaboración entre ambos países”, explicó Ampuero a Diario La Tercera.

la fraja y la ruta

Roberto Ampuerto, ministro de RREE de Chile.

Es bueno enfatizar, que este acuerdo implica la colaboración del gigante asiático en áreas prioritarias para Chile, como lo son la energía, infraestructura, minería e innovación. En ese sentido, la iniciativa permitirá explorar múltiples opciones de cooperación y desarrollo de infraestructura. “Es lo que necesitamos en Chile. Somos un país que se ha modernizado mucho, que necesita inversiones y financiamiento en infraestructura con carreteras, puertos, puentes, renovación de ferrocarriles entre otras cosas”, argumentó el canciller al citado medio.

En particular, la iniciativa La Franja y La Ruta, es una estrategia de desarrollo impulsado por los chinos, el cual está focalizado en fomentar la conectividad y la cooperación, principalmente entre China y Eurasia, en base a la infraestructura, el comercio y las inversiones. Sin embargo, actualmente más de 70 países del mundo han adherido a la iniciativa, también conocida como “Nuevas Rutas de la Seda”; donde hoy también se apoyan los proyectos de infraestructura y conectividad en África, Europa y Latinoamérica.

China, es el principal socio comercial de Chile, donde se tranzan cerca de US$ 35 mil millones al año; es decir un 27% de las exportaciones chilenas. “Tenemos una relación con China muy completa y muy integral en realidad y éste es un elemento adicional, nuevo, que abre unas perspectivas tremendas en el marco fundamentalmente de infraestructuras”, sentenció el secretario de Estado.