Durante la cumbre del G20, los presidentes de ambos países se reunieron para fortalecer sus relaciones comerciales.

macri jinping

Mauricio Macri junto a Xi Jinping

Los presidentes de Argentina y China, Mauricio Macri y Xi Jinping, respectivamente, se reunieron durante la cumbre del G20 para afianzar acuerdos de índole comercial mirando hacia el desarrollo de ambas naciones. “Queremos seguir trabajando codo a codo, apostando a que esta amistad va a traer una mejora en la calidad de vida de nuestros pueblos”, enfatizó el mandatario argentino, luego de la reunión bilateral que mantuvo con su par chino, donde además se firmaron importantes acuerdos, entre ellos un plan de acción conjunta para el período 2019–2023.

Durante la reunión, “repasamos todos los proyectos que tenemos en común, planteándonos una agenda de largo plazo que siempre tiene como foco el beneficio mutuo de nuestra gente”, enfatizó Macri. Situación en la que coincide plenamente Xi, ya que al salir de la reunión planteó que “aquí se inicia “una nueva asociación entre Argentina y China. Esperamos que en el transcurso de los próximos cinco años se intensifique la cooperación en distintos campos como la energía, infraestructura y minería”.

Las relaciones entre Latinoamérica y China se encuentran en general en buen pie para recibir nuevas inversiones en busca del desarrollo, de hecho “China seguirá trabajando con Argentina y el resto de los países latinoamericanos para estrechar lazos de modo que los pueblos se vinculen aún más”, explicó Jinping luego de haber suscrito acuerdos relacionados a temas de economía, producción, inversiones, transporte, servicios y un largo etcétera, donde se incorporan decenas de obras a desarrollar.

Cabe destacar que luego de la reunión, Macri manifestó el interés de profundizar la cooperación entre el Mercosur y China y señaló que hay que mantener activo el mecanismo de diálogo para que “nos permita explorar diferentes modalidades de vinculación en la región”.