Melker Jernberg, el nuevo presidente de Volvo CE, habla sobre los desafíos que enfrenta el mercado. 

1

Melker Jernberg asumió la presidencia de Volvo CE a comienzos de este año.

Con 30 años de experiencia en diversas funciones ejecutivas y directivas en las industrias automotriz, acero y metalurgia, Melker Jernberg asumió como presidente de Volvo Construction Equipment y miembro de la Junta Directiva del Grupo Volvo el 1 de enero de este año, y desde entonces no ha dejado de viajar para conocer a fondo la estructura de fabricación y distribución de la compañía que encabeza.

En el contexto de la parada en Rhode Island del Volvo Ocean Race, Construcción Latinoamericana tuvo la oportunidad de conversar con el ejecutivo y conocer más de cerca cuáles son los planes que tiene para seguir desarrollando la marca y potenciando los mercados.

¿Cuál es su background de la industria?

Comencé a trabajar en Scania en 1989 (donde permaneció durante 22 años, llegando a ser vicepresidente senior), luego comencé a trabajar para SSAB, empresa sueca dedicada a la fabricación de acero y posteriormente trabajé en la empresa metalúrgica Höganäs AB, dedicada a la fabricación de ‘polvos’ de acero para revestimiento.

Además, mi familia ha tenido una compañía de construcción por 50 años, y si bien nunca trabajé en la empresa, sí crecí con estos equipos alrededor.

He estado en este tipo de industrias por unos 30 años

¿Cómo han sido los primeros meses?

Muy intensos. Hay tantas cosas que conocer: la organización, las personas; muchos viajes para tener la perspectiva interna de la empresa. Pero también ha sido conocer el negocio en sí mismo, y los canales de distribución, que son una parte extremadamente importante de nuestra actividad.

Hoy tenemos 212 compañías que manejan nuestra distribución, 200 de ellas son privadas y 12 pertenecientes a Volvo. Trabajamos muy duro y muy unidos para desarrollar el negocio con nuestros clientes. Esta asociación con nuestros distribuidores es una parte muy importante.

Por eso he estado con dealers de Europa, Asia, Norteamérica y Latinoamérica, es muy importante el input de ellos para poder entender la imagen completa de la compañía.

Ha sido extremadamente entretenido y gratificante poder hacer esto.

¿Hay intenciones de tener más distribuidores directos de Volvo?

Creo que es bueno tener algunos, pero sin perder la perspectiva de negocio. Pero la razón por la que buscamos buenos asociados es porque son extremadamente profesionales en llevar a cabo su negocio, por lo que mi visión es que, si encuentras un socio que puede hacerlo mejor que tú, eso es un win win, y estamos constantemente buscando…

Asimismo, el año pasado traspasamos grandes distribuciones a privados, por lo que no es una cifra fija… vemos todo el tiempo caso por caso.

¿Cómo es el mantener tres marcas: Volvo, Terex, SDLG?

Hay que partir desde la perspectiva del cliente. Tenemos una presencia global y un portafolio de productos que podemos usar en distintas formas.

Creo que lo estamos haciendo muy bien con las tres marcas y creo que aprendemos mucho de cada una de ellas. Visto desde adentro, nos permite también combinar diferentes culturas y aplicar esto en productos diferentes para diferentes mercados.

¿Cómo enfrentó la crisis la fábrica de Brasil?

4

Dentro de su gira por las diversas fábricas de Volvo CE, visitó la instalación en Pederneira, Brasil.

Estuve hace unos meses en nuestra fábrica de Pederneiras.

Ha sido difícil en Brasil, por supuesto, pero también a nivel global y se tomaron muchas medidas en Volvo CE.

En Pederneiras se redujo fuertemente el punto de equilibrio, pero de una manera muy buena y efectiva, revisando bien qué es lo importante de mantener y qué no se necesitaba. Además, por ejemplo, se comenzaron a producir los ADT y cargadores sobre ruedas en la misma línea, siendo los primeros en hacer esto. Ello significa mucho trabajo en el balance de la línea y su eficiencia, pero también los ayuda a enfrentar la fluctuación de la demanda. Así que, en la perspectiva de la eficiencia y flujo, han sido muy inteligentes para disminuir el punto de equilibrio.

¿Cómo ve el mercado en la región?

La gente latinoamericana es siempre positiva. Por mucho que el mercado vaya mal, si uno pregunta la respuesta es: pronto mejorará.

Ha habido tantos altos y bajos en América Latina que es parte de la cultura manejarlo de una manera positiva. Desde esa perspectiva es muy bueno porque retoma el mercado un poco más fuerte que antes. Creo que es una gran actitud.

Dicho eso, vemos que se está creciendo de nuevo y me sorprendería mucho si cuando resumiéramos 2018 no viéramos un crecimiento sustancial en el mercado y en los negocios de Volvo CE en particular en gran parte de América Latina.

Hacemos un pronóstico cada trimestre y para América Latina pronosticamos un crecimiento, en unidades, de entre 10 y 20% para 2018 (N. del E. el pronóstico previo de la compañía apuntaba a un crecimiento de entre un 0% y 10%).

Hay que recordar que han habido muchos años de mercado bajo en la región, y ahora, retomándose la economía, junto con el reemplazo de equipos, la combinación justificaría el crecimiento.

Europa puede estar en la parte baja, hasta un 10%; China sobre un 20%; el resto de Asia y Norteamérica entre un 10 y 20%… esa es mi apuesta.

¿Qué estrategia tiene para la región?

2

El ejecutivo tiene un vasto conocimiento en las industrias automotriz y siderúrgica.

Constantemente se discute el desarrollo de los distribuidores, potenciar los que tenemos, la búsqueda de nuevos, trabajar juntos con áreas como camiones, etc.

Introducir tecnologías, como Active Care, es una gran contribución, y también el desarrollo de productos. Hoy hablamos mucho de electromobility, pero nuestro negocio central son nuevos equipos, motores, ejes, etc. Siempre hemos estado lanzando nuevos productos y América Latina es parte importante.

¿Cómo aprovecha Volvo sus sinergias?

Constituimos un grupo y si hay algo que un área puede utilizar, se hace. Lo más importante de esto, es que somos un grupo, quizás el único, que puede proveer productos de todo rango, incluso fuera de lo que son equipos de construcción: camiones, generadores, motores e incluso buses… y usar esto de una manera profesional es una gran ventaja para nuestros clientes y muchos de ellos, con los que he conversado, ven en esto el principal beneficio, mucho más que las sinergias internas. Podemos ser un gran socio para los grandes proyectos que suceden en todo el mundo. Podemos tener todo el paquete para proyectos como todo el paquete para los clientes…

Asimismo, como grupo tenemos un modo común de trabajar, compartimos los valores, mejores prácticas y benchmarking.

¿Se esperan nuevas inversiones este año?

No podemos revelar nuevos lanzamientos. Pero siempre estamos invirtiendo mucho en eficiencia y en productos.

Seguiremos lanzando nuevos equipos al mercado, eso continuará.