logo caboco

Una deuda de 2.000 millones de bolivianos (cerca de US$290 millones) y que se ha mantenido por más de siete meses es la que reclama la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco). La entidad reclama una solución definitiva y mayor compromiso por parte de instancias estatales con el sector.

“El Directorio de la Cámara Boliviana de la Construcción lamenta que en más de siete meses de gestión, el Gobierno Nacional no ha tenido el interés de apoyar al mejoramiento y estabilización del sector de la construcción, si bien entendemos que hay temas de salud que son inevitables de atención e importantes, también debemos recordarle al Gobierno Nacional su responsabilidad de la reactivación de la economía del país”, señaló la entiad en un comunicado.

La pregunta que plantea Caboco es, ¿cómo pretenden que un sector como la construcción pueda reactivarse y trabajar si no les pagan?

Los dichos del Viceministro de Tesoro y Crédito Público, Carlos Schlink Ruiz, hacen que la incertidumbre del sector sea mayor. El personero habría expresado que los sobregiros heredados del gobierno anterior dificultaban cumplir con el sector privado por proyectos impagos

Según Caboco, se haría necesario revisar las cláusulas de sus contratos que se refieran a respaldos por paralización de obras, rescisiones posibles de contratos o en su defecto pedir a los contratantes certificación presupuestaria.