El indicador completó así 13 meses con variaciones negativas.

El Índice Mensual de Actividad de la Construcción (IMACON), elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), registró un retroceso de 1,5% anual en septiembre, cifra que, aun siendo negativa, refleja una significativa moderación respecto de las consecutivas caídas que ha venido experimentando el sector desde hace trece meses.

Santiago

Santiago

El gerente de Estudios del gremio, Javier Hurtado, señaló que “este resultado es coherente con el efecto de menores bases de comparación, el menor ritmo de contracción en los indicadores de demanda de materiales y los primeros efectos de una política monetaria expansiva, además de expectativas menos pesimistas de los empresarios de la construcción respecto de 2016”.

En tanto, Sergio Torretti, presidente de la CChC, señaló que “han mejorado las expectativas respecto del comportamiento de nuestra industria y de la economía en general y esperamos que la moderación en la caída de la actividad sectorial se consolide como una tendencia. Sin embargo, para que ello se concrete es clave que las autoridades –actuales y futuras– se comprometan a eliminar lo que a nuestro juicio constituye un exceso de burocracia en la tramitación y ejecución de los proyectos de inversión”.

La contratación de mano de obra registró en septiembre una caída anual de 4,8%, mientras que el índice de ventas de proveedores retrocedió 2,5% anual en el mes analizado. Por su parte, el índice de despachos de materiales, que aproxima la demanda de materiales de obra gruesa, cayó 2,4% anual, consistente con una menor provisión de hormigón y cemento respecto de 2016. Finalmente, la actividad de contratistas generales se contrajo 2,3% anual en septiembre.

Un segmento que aumentó fue el de la aprobación de permisos de edificación, que experimentó una expansión del 12,9% anual en septiembre, revirtiendo gradualmente la tendencia contractiva observada en los primeros meses del año.

Temas