Se espera que la producción de la construcción norteamericana caiga un 6,6% en 2020, el equivalente a US$122.400 millones, debido a la rápida disminución de la demanda de nuevos proyectos y regulaciones de seguridad relacionadas con la pandemia de Covid-19.

America

Según la empresa de datos y análisis GlobalData, el último pronóstico se ha reducido drásticamente desde el aumento previamente esperado del 0,6% (US$12.000 millones) antes del brote.

“Se prevé que Canadá experimente el mayor descenso en la producción (7%) debido en parte al colapso de los precios mundiales del petróleo, mientras que la producción de la construcción en los EE.UU. disminuirá en un 6,5%”, explica Dariana Tani, economista de GlobalData.

“Aunque en la mayoría de las partes de los EE.UU. y Canadá todos los sitios de construcción pueden continuar con sus operaciones, un número creciente de proyectos en las etapas de licitación o planificación final se están retrasando o cancelando debido a la incertidumbre que rodea a la economía, así como el temor de que los trabajadores de la construcción estén expuestos al virus”, continúa.

“Además, el cierre de empresas en toda la región gracias a las medidas forzadas de quedarse en casa y el aumento resultante en los niveles de desempleo podría hacer que el PIB real caiga hasta un 6,2% en Canadá y un 5% en los Estados Unidos este año”, finaliza.

Según una encuesta de Procore a ejecutivos senior de EE.UU. y Canadá en el área de propietarios y desarrolladores de la construcción, informada en Forbes, los propietarios reducirán sus inversiones este año en un promedio del 32% en comparación con sus planes iniciales de 2020.

Los informes dicen que la mayoría de los propietarios esperan que su gasto de capital en 2021 sea menor que el de 2019. Aunque la mayoría también espera ver retrasos en los proyectos, interrupciones en la cadena de suministro y el ajuste de la fuente de financiamiento, la buena noticia es que el 81% espera un repunte económico antes de fin de año.