Una de las industrias más afectadas por la crisis económica que ha golpeado a Brasil en los últimos años, la construcción, empezó a mostrar signos de recuperación, experimentando un crecimiento del crédito inmobiliario, retracción en el número de despidos y nuevos lanzamientos.

Según un estudio realizado por el Sindicato de la Industria de la Construcción Civil en el Estado de Paraná (Sinduscon-PR), que representa a más de 4.000 empresas, “para este 2019 se espera que el escenario en la construcción demuestre un crecimiento; ya que hay perspectivas que muestran una tendencia al crecimiento y a retomar la competitividad”.

En esa línea, el sondeo reveló que al menos un 59% de los empresarios del sector esperan un crecimiento con relación al nivel de actividades. En el mismo estudio, se revela que un 90% de los empresarios pretenden contratar o al menos mantener el número de empleados para los distintos proyectos.

En tanto, el Índice de Confianza de la Construcción (ICST), registró un avance de 1,5 puntos en octubre pasado, alcanzando un 81,8%. En este sentido, la confianza de los consumidores tuvo un aumento del 120%, mientras que para los empresarios el número creció y la expectativa es del 60% en el sector. Así, con la confianza en recuperación, el escenario futuro se muestra optimista. “La confianza es el principal punto para la inversión, tanto para el empresario, como para el consumidor”, afirmó Sérgio Luiz Crema, Presidente del Sinduscon - PR.

Dicha expectativa está acompañada por proyecciones de crecimiento del PIB brasilero, el cual con caídas en 2015 y 2016 en torno a un 3,6%, un alza que rozó el 1% en 2017; y un 2018 en torno al 1,4%, espera que este año ronde los 2,5%, según proyectó el Banco Central brasilero.