La federación europea de contratistas (FIEC, por su sigla en inglés), pronosticó una caída del 8,5% en la actividad de construcción de la Unión Europea en 2020 y advirtió que la situación podría empeorar en 2021.

FIEC logo

En su informe de estadísticas anual emitido a principios de octubre, la asociación dijo que los últimos meses de 2020 serían críticos para la industria, ya que se esperaba que los nuevos proyectos declinaran durante el otoño.

“Estimamos una disminución de las inversiones en la construcción total en un 8,5%”, escribió Rüdiger Otto, vicepresidente de Asuntos Económicos y Legales de la FIEC.

“La situación podría empeorar en 2021 si las inversiones en construcción, tanto públicas como privadas, no se recuperan significativamente. Además, debido a las pérdidas de capital durante la crisis sanitaria, las empresas tendrán dificultades para embarcarse en nuevos proyectos”.

El informe excluye el Reino Unido y no hay previsiones para 2021.

Otto dijo que era vital que la industria extrajera las lecciones correctas de la crisis de 2008, que resultó en disminuciones significativas en la inversión en construcción pública no residencial e ingeniería civil. “Estos segmentos tardaron mucho más en recuperarse que los impulsados principalmente por inversiones privadas”, explicó.

“Los paquetes de recuperación ambiciosos que, por un lado, apoyan a los hogares y las empresas privadas en su recuperación y, por otro lado, aumentan la participación de las inversiones públicas en la construcción, son fundamentales para restaurar la salud de toda la economía, gracias al efecto multiplicador que proporciona”, indicó

El informe revela que la inversión total en construcción en la UE27 ascendió a 1,32 billones de euros, lo que representó el 9,5% del PIB de la UE y un crecimiento interanual del 2,6%.