Con apoyo de Rusia, centro tendrá finalidades de investigación farmacológica y agrícola. 

CENTRO NUCLEAR BOLIVIA

En Bolivia, en El Alto, cercano a La Paz, se emplazará un centro de investigación nuclear, “destinado específicamente para la aplicación de tecnologías para programas de salud y desarrollo agrícola, entre otros”, señaló el embajador de Rusia en Bolivia, Vladimir Sprinchán en comunicado de Agencia Estatal ABI.

“El centro contará con un reactor experimental polivalente basado en uno científico de agua a presión con una potencia nominal de unos 200 kilovatios, un centro de tratamiento con rayos gamma, un ciclotrón radiofarmacológico adaptado para los estudios médicos y varios laboratorios”, señaló Evgueni Pakermanov presidente de Rosatom Overseas, empresa rusa encargada del proyecto.

La obra que costará más de US$300 millones fue negociada durante los últimos tres años por el Presidente de Bolivia, Evo Morales, quien contrató finalmente a la empresa rusa en octubre del año pasado; estipulando que las operaciones se inicien a fines de 2019. Los trabajos, eso sí, se iniciarían a fines del próximo mes de julio. “Es un centro de investigación con un reactor muy pequeño, no necesita mucha agua. El combustible se va a introducir en el reactor una vez en 18 años y la basura se va a una planta de industrialización para que no contamine”, explicó el embajador.

El centro, único de su clase en el mundo, situado a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar, “abrirá el camino para Bolivia hacia el uso de las tecnologías atómicas en la ciencia, medicina, geología, agricultura y otros ámbitos”, indicó Pakermanov al medio boliviano Sputnik.