Línea de 20 toneladas pasa por cambios radicales y ahora se adecua a necesidades de diferentes aplicaciones.

CAT nueva generacion

Caterpillar Brasil reunió la prensa especializada y muchos de sus clientes en Brasil para dar a conocer una gran novedad: su línea de excavadoras de 20 toneladas a partir de ahora se llama la Nueva Generación de Excavadoras.

Se trata de los modelos 320 GC, 320 y 323. Las tres tienen peso operacional semejante, pero aplicaciones distintas. Este gran cambio en su portafolio comenzó con un estudio de Caterpillar que diagnosticó que, del total del mercado de excavadoras, un 65% son del rango de 20 toneladas. No sorprende que muchas de estas máquinas estén mal aplicadas.

El más grande fabricante de equipos del mundo decidió entonces reacondicionar sus modelos de 20 toneladas para atender mejor las muchas aplicaciones La promesa es de ahorro de combustible del 20%, costos de mantenimiento un 15% menores y eficiencia de la operación aumentada en un 45%.

Los cambios

De hecho, la excavadora CAT recibió tantos cambios que incluso visualmente está diferente. Gran parte de la cubierta exterior fue suprimida, facilitando el acceso lateral y la visibilidad por la derecha de la cabina. Esto debido a que el estanque de diésel ahora es de material termoplástico, moldeado para aprovechar el espacio.

Los cambios en la hidráulica permiten que los equipos tengan cerca de 50 metros menos de mangueras. ¿Cómo? Caterpillar puso el sistema de comandos de pilotaje totalmente electrohidráulicos, eliminando el flujo hidráulico dedicado para la cabina.

Otro aspecto bastante interesante: en 6.000 horas, los modelos anteriores preveían cambios de más de 10 filtros, en secuencias no estandardizadas. La Nueva Generación en las mismas 6.000 horas demanda dos cambios de un solo filtro.

Caterpillar filtro

Este filtro reemplaza una serie de otros, y demanda mucho menos cambios a lo largo del tiempo.

En lo que respecta la reducción del combustible, la Nueva Generación ajusta la potencia del motor a la demanda hidráulica; si no hay comando, automáticamente el motor ralentiza. Además, el sistema de resfriamiento por ventilador único fue abandonado, y en su lugar pusieron varios ventiladores localizados, todos eléctricos, que trabajan por separado de acuerdo al sistema que necesita más aire al momento.

Con controles totalmente digitales de serie, la Nueva Generación ofrece al operador la opción de apoyarse en una serie de dispositivos: se puede limitar la altura de la pluma, el nivel de penetración bajo suelo, el radio de giro máximo y otros puntos. El pesaje del material se hace instantáneamente con la máquina en movimiento, evitando sobrecargas del camión. Al optar por usar todos estos sistemas, el operador podría ganar hasta un 45% de productividad.

De acuerdo con los ejecutivos de Caterpillar que presentaron la Nueva Generación a los periodistas, los cambios estructurales hechos en esta línea son replicables en todas sus máquinas. Lo que supone que todas las máquinas CAT pueden volverse más ligeras, más controladas y productivas en poco tiempo.