Puente impreso 3D

Puente impreso 3D

En China inauguran el primer puente impreso en 3D en el país. La construcción se encuentra en el parque central de Shanghái.

Se trata de un puente similar al puente Zhaozhou, el puente de arco abierto más antiguo del mundo, estructura de piedra que tiene 1.400 años de antigüedad.

El nuevo puente, con una longitud cercana a los 28,1 metros, está hecho de hormigón impreso en 3D y fue instalado en el campus de la Universidad Tecnológica de Hebei.

Mientras el antiguo puente Zhaozhou, construido bajo la dinastía Sui, tomó once años de construcción, la réplica 3D requirió de 450 horas de impresión, aproximadamente 19 días, dos brazos robóticos y 10 trabajadores. El profesor Xu Weiguo, quien dirigió el proyecto, señaló que “la impresión 3D es una revolución en la fabricación. La tecnología reduce drásticamente la necesidad de mano de obra calificada, un recurso que se espera sea escaso en China durante los próximos diez años”.