Durante la primera quincena de enero el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) le otorgó a Costa Rica un préstamo por US$55 millones para financiar la mayoría del programa de saneamiento de la ciudad de Limón en la costa caribe del país centroamericano. Por contraparte el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas Riego y Avenamiento (SENARA), aportarán cerca de U$1,5 millones extra para el proyecto sanitario.

En particular, la iniciativa comprende la construcción de 7.776 conexiones domiciliarias de alcantarillado; la construcción del sistema de mitigación de inundaciones; 10,3 kilómetros de líneas de conducción, 24 estaciones de bombeo y 65,8 kilómetros de alcantarillado para abastecer las mencionadas conexiones domiciliarias.

Con ello, se incrementará en un 14,4% la cantidad de agua residual tratada, con lo que se mejorará la salud de la población y se reducirá la contaminación ambiental. De esta forma, aumentará el número de viviendas conectadas al sistema de alcantarillado sanitario en el país, al pasar de 323.942 a 331.718.