Los ingresos del primer trimestre de Manitou Group cayeron un 25% a €421 millones, en comparación con el primer trimestre de 2019, como resultado del impacto de Covid-19.

Manitou

En la división Material Handling & Access (MHA), los ingresos por ventas para el primer trimestre de su año financiero 2020 fueron de €283 millones, una disminución del 29% en comparación con el mismo período en 2019. “Bajo el efecto combinado de ‘esperar y ver’ por parte de las compañías de alquiler que aún no habían ordenado para fines de 2019 y la crisis de Covid-19, el negocio de la división se redujo drásticamente en el trimestre”, dijo el fabricante.

La división de Productos de Equipos Compactos (CEP) registró ingresos por ventas de €64 millones, una disminución del 24%. El comienzo del año fiscal actual había mostrado una aceleración en la demanda, dijo Manitou, particularmente de las compañías de alquiler estadounidenses, antes de que esto se detuviera por la crisis de Covid-19.

La división de Servicios y Soluciones (S&S) experimentó una disminución del 8% en sus ingresos, a €74 millones. La división pudo mantener una actividad de nivel reducido durante el período de fuertes restricciones, lo que le permitió limitar el impacto de la pandemia.

Por región

En cuanto al impacto regional, los ingresos de todo el grupo cayeron un 29% en el sur de Europa, un 27% en el norte de Europa, un 14% en las Américas y un 22% en la región APAM durante el primer trimestre. La cartera de pedidos de equipos de la compañía al final del primer trimestre fue de €648 millones, en comparación con €884 millones en el mismo periodo del año pasado.

Michel Denis, presidente y director ejecutivo, dijo que “el negocio del primer trimestre fue interrumpido repentinamente por la globalización de la crisis de Covid-19, que afectó masivamente al sector de la construcción y, en menor medida, a la industria. Las demandas agrícolas y las actividades de servicio siguen siendo menos afectadas debido a la mayor capacidad de recuperación de estos sectores”.

La crisis de Covid-19 llevó al grupo a cerrar las actividades de producción en Francia, Italia y luego en India a mediados de marzo, mientras mantenía, donde la legislación lo permitía, la comercialización de repuestos y servicios, así como las funciones centrales para apoyar sus actividades. Después de garantizar la salud y la seguridad de los sitios, las operaciones industriales francesas e italianas se reactivaron muy gradualmente a mediados de abril.

“La evolución de la crisis de salud y sus impactos económicos aún son difíciles de medir y no permiten estimar el nivel de actividad para el año en esta etapa”, señaló Dennis.