El Enlace Santa Elena, es parte de un macroproyecto de US$828 millones de aquí a 2035.

Una disminución de un 30% en los tiempos de traslado promete el nuevo proyecto Enlace Santa Elena, que se emplazaría en el límite norte de la Región Metropolitana de Chile (Santiago). La iniciativa, que demandará inversiones por unos US$9 millones, beneficiaría a más de 1.300 automóviles que circulan a diario en horarios punta desde la Autopista Los Libertadores hasta Chicureo Norte.

FOTO2

El enlace promete disminuir un 30% los tiempos de traslado en un sector que está creciendo fuertemente en el norte de Santiago.

Esta solución vial es parte de un macroproyecto que alcanza los US$828 millones de aquí a 2035 e incluye más de 4.000 viviendas, caminos, enlaces, caleteras circundantes a cerca de 1.000 hectáreas que comprende todo Santa Elena de Chicureo.

El Enlace Santa Elena promete no sólo descongestionar el acceso norte a Santiago de Chile, sino también impulsaría fuertemente la plusvalía del lugar. Es por eso que Construcción Latinoamericana quiso conocer más al respecto, sobre los reales beneficios y oportunidades que trae esta obra y para eso se conversó con Diego Croquevielle, gerente general del proyecto.

Un nudo menos

El nuevo Enlace Santa Elena es una obra vial que ayudará a descongestionar el nudo del sector de Lo Arcaya, en la salida norte de Santiago, donde hoy circulan en horario punta de la tarde hasta 1.300 vehículos por hora. Una vez en funcionamiento, “el proyecto promete disminuir los tiempos de traslado sobre un 30%”, según un estudio realizado por el DICTUC, de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

“Los vehículos que van hacia el norte por la Ruta de Los Libertadores y quieran ir al camino diagonal, podrán usar un viaducto sobre nivel que evitará tener que pasar por el nudo Lo Arcaya. Con esto, habrá muchos vehículos que dejarán de utilizar dicho nudo, liberando de manera importante los grados de congestión existentes a diario en este punto. También realizaremos un mejoramiento del cruce Lo Pinto, que significa aumentar la capacidad de la caletera poniente y un proyecto de semaforización, que disminuirá los tiempos de traslados significativamente en este punto también”, comenta Croquevielle.

Los trabajos comenzaron en enero pasado y el enlace estaría operativo en aproximadamente un año y medio más. Cabe señalar que la construcción del Enlace Santa Elena está a cargo de Icafal, empresa constructora con gran experiencia, especialmente asociada a la vialidad urbana.

Enlace al crecimiento

Esta obra vial se enmarca en un plan de negocios proyectado hacia el año 2035, con una inversión que asciende a los US$828 millones. “Esta Iniciativa irá impulsando nuevas etapas en sus distintos barrios e importantes mejoras en equipamiento y conectividad”, explica Croquevielle.

FOTO3

La inversión del proyecto alcanza los US$9 millones.

La estrategia de negocios, según el ejecutivo, “contempla continuar con el desarrollo de las áreas planas de la Zona de Desarrollo Urbano Condicionado (ZDUC), para completar 358 hectáreas de un total de 1.048 hectáreas. Serán 246 hectáreas. adicionales a las 112 actualmente desarrolladas, completando un total de 4.500 viviendas”, asegura. En ese contexto, el ejecutivo anuncia una alianza con la Inmobiliaria SEPCO para el desarrollo de 144 casas en el segmento del orden de los US$300.000 hasta los US$380.000. “Estas viviendas se caracterizarán por incorporar modernos y funcionales diseños, con el concepto All Inclusive creado por SEPCO”, detalla el ejecutivo.

Luego de la habilitación del viaducto Santa Elena y las mejoras de conectividad en el sector, el ejecutivo señala también que esperan “un aumento de un 10% en la velocidad de ventas del proyecto y un alza en la plusvalía de un 10% más para 2018 y un 5% el 2019”. Además, Santa Elena de Chicureo ya ha invertido US$16 millones en ejes viales interiores y en la construcción de un strip center de 460 m2 en los alrededores.