La producción de acero crudo y laminado experimentó variaciones en torno al 2 y 3% respectivamente.

La producción de acero crudo en Latinoamérica entre enero y noviembre de 2018 alcanzó 60 millones de toneladas (mt), un 2% superior a lo producido en igual período del año 2017, donde se llegó a las 59 mt. En esa línea, Brasil es el principal productor con un 53% del acero fabricado el 2018, creciendo también un 2% respecto al mismo período de 2017. No obstante, en noviembre del año pasado, el volumen de acero producido en la región alcanzó los 5,3 mt, un 4% menos que en noviembre de 2017 y un 5% menos que en octubre de 2018.

Por otro lado, la producción de acero laminado a noviembre de 2018 alcanzó 49,9 mt; un 3% más que en 2017. En este rubro siderúrgico el principal productor también es Brasil, que alcanzó 21,5 mt y México que produjo 17,6 mt; teniendo el 43% y 35% respectivamente del total de producción latinoamericana.

En particular, del total latinoamericano entre enero y noviembre de 2018, un 49% corresponde a productos planos (24 Mt), 48% a productos largos (24 Mt) y un 3% a tubos sin costura (1,6 Mt).

Por el lado del consumo, durante los 10 primeros meses del año, el acero laminado registró 56,2 mt consumidas, casi sin variación respecto al mismo período de 2017, donde se registró 56,4 mt. En esa línea, es necesario destacar que quienes incrementaron sus consumos fueron Brasil (8%); Argentina (5%) y Uruguay (20%); en tanto, en el mismo período, México, Perú, y Venezuela registraron caídas de 5%, 20%, y 62% respectivamente.

De este análisis, se desprende que el potencial de Brasil en la región no se altera, pese a la inestabilidad económica y política del año 2018; siendo el gigante sudamericano y México líderes en manufactura de laminados.