La técnica de construcción permite ahorrar hasta un 30% de tiempos de ejecución.

Los proyectos habitacionales crecen de forma progresiva en los últimos años en América Latina y el Caribe y frente a eso, varias industrias de la región han debido apuntar a una construcción ágil de viviendas como prioridad. Es por esto mismo, que está ganando espacio en el mercado la construcción en seco, Steel Framing, el cual es un sistema más moderno y eficaz que otros modelos tradicionales de edificación.

steel framing

Branly Rodríguez, Gerente Regional para Latinoamérica de Framecad, explicó al medio electrónico La República, que el Steel Framing “es una estructura liviana a base de acero, normalmente galvanizado. Son recubrimientos de acero, de láminas delgadas, que van de 0,75 mm a 2,0 mm de espesor. A partir de allí se genera una conformación en frío, con lo que se ha podido construir edificios de hasta seis pisos en América Latina y que lo convierte en apto para otro tipo de obras”.

Pues bien, la implementación del Steel Framing ha reducido en 30% los tiempos de las obras, a la vez que ha hecho ahorrar entre un 8% y 14% en costos indirectos, tales como desperdicios, impuestos, seguros y mantenimientos de maquinaria, entre otros. Debido a su ahorro en tiempo, costos, limpieza de la obra, resistencia a plagas corrosión e, incluso, eventos sísmicos, el Steel Framing se ha posicionado y se proyecta como uno de los principales sistemas para construcciones en la región.

En cifras, según Rodríguez, “el incremento en obras desde México a Panamá ha sido de 15%, mientras que en Sudamérica ha llegado a un 18% en los últimos cuatro años. En Colombia proyectamos que continúe el crecimiento en los siguientes cuatro años en rangos de 15% a 22%, impulsado por la utilización del Steel Framing en regiones como Antioquia, Atlántico, Valle del Cauca o Nariño, entre otras”.

Cabe destacar, que Colombia, cuenta con un déficit habitacional de un 5,2%, según cifras del Ministerio de Vivienda de ese país. “En Colombia se está discutiendo sobre normas de diseño, y desde diferentes gremios se está impulsando el consumo de acero que es uno de los primeros índices de desarrollo de un país, lo que indica que será útil para la expansión del Steel Framing”, concluyó Rodríguez.

En tanto, en Chile, por ejemplo, se creó una normativa de acero laminado en frío, mientras que Brasil y Argentina están revisando sus normas. Por otra parte, Perú y Ecuador, países tradicionalistas en sus técnicas se están planteando la posibilidad de utilizar el Steel Framing, dado el déficit habitacional urbano con el que cuentan.