Ontario Power Generation (OPG) ha demolido la central eléctrica de la antigua estación de generación Nanticoke, ubicada a orillas del lago Erie en el sureste de Ontario, Canadá.

La que una vez fuese la central eléctrica de carbón más grande del mundo, Nanticoke finalmente fue demolida más de un año después de la demolición de sus dos chimeneas de 198 metros de altura.

La instalación tardó 11 años en construirse, medía 150.000 metros cuadrados y tenía una capacidad de generación máxima de 4.000 MW. OPG dijo que a máxima capacidad Nanticoke podría impulsar una ciudad de tres millones de personas.

Nanticoke se puso en línea en 1972 y se retiró del servicio en 2013. En 2016, el Operador del Sistema de Electricidad Independiente seleccionó a OPG, uno de los mayores generadores de electricidad de Ontario, y sus empresas asociadas para desarrollar una instalación solar de 44 megavatios en el sitio de Nanticoke.

Mike Martelli, presidente de generación renovable en OPG, dijo que ”el cierre de Nanticoke sigue siendo una de las iniciativas de cambio climático más grandes de Norteamérica. Construir y mantener un sistema de electricidad limpio y de bajo costo es fundamental para un medio ambiente saludable y una economía fuerte y baja en carbono”.

“Quiero agradecer a todos los empleados que contribuyeron al legado de una estación de alto rendimiento y a la comunidad por sus décadas de apoyo y asegurar a los residentes que Nanticoke Solar es una continuación del rico legado de electricidad de generación de OPG en su patio trasero”.

Demolition of Nanticoke's two smokestacks

Las dos chimeneas de Nanticoke fueron demolidas en febrero de 2018.