Con el objetivo de aumentar la participación de las energías renovables en la matriz energética del Perú, la empresa Kallpa Generación S.A. alista el desarrollo de una central hidroeléctrica, llamada CH RS-3, la cual produciría 373 MW y requeriría una inversión de US$ 932 millones.

La central, se construirá en los departamentos de Apurímac y Cuzco y, a través de un estudio de impacto ambiental (EIA), buscan atender la demanda del mercado eléctrico, generando energía que será entregada a la futura subestación Abancay, la que alimentará el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional.

El EIA aclara que la construcción del proyecto tendría una duración de 50 meses, mientras que su vida útil se estima en unos 30 años. También se evalúan unas cinco áreas potenciales para ser aprovechadas con canteras de agregados para la construcción del proyecto.

Eso sí, voces expertas que quisieron mantenerse en reserva, señalaron al medio Gestión que el desarrollo del proyecto, podría salir a la luz recién hacia 2023, dado que consideran una sobreoferta de energía en Perú. En ese sentido, enfatizaron que otra complicación que atraviesa el proyecto es que se promueve poco este tipo de proyectos, en tiempos donde existe una mayor preferencia por energías renovables no convencionales como lo es la eólica y la solar. “Hoy no hay espacio para que entren nuevos proyectos en cuatro a cinco años. Falta que se equilibren oferta y demanda de energía”, afirmaron.