denmark wind story

El ministerio de energía de Dinamarca ha presentado una propuesta para el desarrollo de una o más “islas de energía”, como parte de un proyecto eólico marino de 40 mil millones de euros (unos US$44.300 millones).

El concepto incorpora islas o plataformas artificiales que actuarían como centros para una amplia gama de turbinas eólicas marinas interconectadas.

Si el plan avanza, cada “isla” podría, según la propuesta, generar 10 GW de energía, o lo suficiente para los requisitos de electricidad de 10 millones de hogares.

Hasta el momento, el gobierno ha invertido 9 millones de euros (poco más de US$10 millones) en la identificación de sitios potenciales en los mares Norte, Báltico y Kattegat para el proyecto.

“Es un gran proyecto. Necesitamos construir más de cinco veces la capacidad que tenemos hoy. Necesitamos un plan de expansión sensato y ambicioso. Por lo tanto, ahora estamos involucrados en estudios preliminares”, señaló el ministro de Clima y Energía, Dan Jørgensen.

Hace una semana, Dinamarca se comprometió con una legislación que garantiza un 70% de reducción de emisiones para 2030.

“La energía eólica marina es fundamental para la transición verde. Realmente necesitamos darnos cuenta del enorme potencial de las reservas eólicas en alta mar, entonces debemos desarrollar las tecnologías del mañana para transformar el combustible de energía verde para aviones, barcos e industria”, añadió el personero.

Antes de seguir adelante con la iniciativa de las “islas de energía”, el ministerio de energía dice que discutirá sus planes con los países vecinos.

El ministerio también declaró que la gran mayoría del financiamiento del proyecto tendría que provenir de la inversión privada.