US$ 7.350 millones sería el costo de las obras.

El Tren Maya es una mega obra de infraestructura, propuesta por el entrante gobierno mexicano, el cual tendrá un recorrido de 1.500 kilómetros desde Palenque a Cancún, por lo que conectará a los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo; fomentando la economía y el turismo. Desde el gobierno de López Obrador, estiman que costará cerca de US$ 7.350 millones, el cual será cubierto de forma mixta, con inversión pública y privada.

Frente a esto, empresas constructoras de Alemania e Italia han mostrado interés en participar de las obras ferroviarias. Sandra Álamo, Directora de Desarrollo de Negocios de TÜV Rheinland Rail México, aseguró que la compañía alemana estaría interesada en participar en la certificación de aquellos procesos que le den seguridad a la construcción del tren. De hecho, TUV ya participó en la Evaluación Independiente de Seguridad (ISA) en el tren interurbano de México D.F. hasta Toluca; además de la asesoría técnica y normativa del montaje del teleférico en Puebla, entre otros. “Como empresa socialmente responsable, estamos obligados a participar en las licitaciones de cualquier transporte masivo, sobre todo de pasajeros”, complementó Álamo.

La directora de la empresa alemana sostuvo además que “podemos participar de la preconceptualización de un proyecto, su prefactibilidad, factibilidad, elaboración de materiales y todo lo necesario, así como las pruebas y la ejecución de las obras. Sería muy triste que llegáramos al final con una certificación a decir: esto no funciona, por eso vamos acompañando el proyecto desde la etapa conceptual”.

En tanto, Lorenzo Vianello, Presidente de la Cámara de Comercio Italiana en México (CCIM) señaló al medio Notimex que “si bien Italia ha estado históricamente poco presente en las iniciativas de infraestructura impulsadas en nuestro país, hoy en día existen algunos consorcios que buscarán acercarse con el nuevo gobierno mexicano”, detalló Vianello quien afirmó que “así me lo hicieron saber durante la pasada Convención Mundial de Cámaras Italianas en el Exterior, realizada en Verona, Italia”.