Las Empresas Randon cerraron el primer semestre de 2020 alcanzando el ingreso neto de R$ 2,1 mil millones (cerca de US$390 millones), desempeño importante para los negocios de la compañía en medio a los retos del escenario de la pandemia del covid-19. Todavía en los primeros seis meses del año, la empresa alcanzó EBITDA consolidado de R$ 261 millones (unos US$48 millones), con margem EBITDA del 12,4 %.

Randon

Con relación a los resultados del segundo trimestre de 2020, las Empresas Randon registraron ingreso neto consolidada de R$ 933 millones, reducción del 28 % en comparación al mismo período de 2019, y EBITDA consolidado de R$ 154 millones, un 24 % inferior al segundo trimestre del año anterior. Los números reflejan las dificultades enfrentadas por el sector automotriz, que, desde 1957, no registraba un mes con producción tan baja como en abril de 2020. De acuerdo con datos de la Asociación Nacional de los Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea), la producción de automóviles, comerciales livianos, camiones y autobuses presentó caída entre el 85 % y el 99 % en comparación al mes de abril de 2019.

Según el CFO de las Empresas Randon, Paulo Prignolato, abril fue el período más afectado, principalmente debido a la paralización completa de algunos sectores. En ese contexto, la organización realizó movimientos importantes para preservar y reforzar su caja, acciones que trajeron resultados para la mejora de los negocios de la compañía. “Aunque los números del segundo trimestre de 2020 hayan sido inferiores a lo planificado para el año, fueron mejores de lo que se esperaba al inicio de la pandemia”, resalta Prignolato.

Cifras Randon 2S 2020

El desempeño favorable de la empresa fue impulsado por la retomada de algunos sectores, que se inició el mes de mayo. El agronegocio fue el principal de ellos, beneficiándose de la zafra récord, del aumento de la demanda por granos en el exterior y del cambio favorable. Además, la exposición al mercado de reposición y las ventas al exterior también fueron fundamentales para la División Autopartes, en ese momento en el que las ensambladoras de camiones redujeron la demanda considerablemente. Para completar, las Empresas Randon tienen la contribución positiva de un modelo diversificado de negocio, que abarca diferentes sectores económicos, geografías y amplia cartera de productos, factores que traen resiliencia a los negocios en momentos adversos de mercado.

De acuerdo con el CEO de las Empresas Randon, Daniel Randon, en el segundo trimestre, la compañía reforzó sus protocolos de seguridad para proteger la salud de sus colaboradores y sus familiares y enfatizó las acciones para asegurar la continuidad de las operaciones. “Más que nunca, debido al escenario que estamos viviendo, establecemos como prioridad cuidar a las personas y a la sociedad. Entendemos que el momento es para que cada uno ponga de su parte, y, para ello, la empresa contribuyó con acciones y donaciones junto a las comunidades. Para los próximos meses, seguiremos con el mismo enfoque, sin medir esfuerzos para garantizar la seguridad de los equipos y la sustentabilidad de la economía local y global”, destaca Randon.

Además, la actuación colaborativa y la a solidaridad en pro de la comunidad fueron dos puntos que quedaron todavía más evidentes dentro de la compañía. Por medio de alianzas con entidades, universidad, gobierno e iniciativa privada, la empresa realizó donaciones de ítems necesarios para este momento, como respiradores de alta calidad, máscaras y lentes de protección, alcohol en gel, partes para la fabricación de ventiladores pulmonares, test rápidos y alimentos.

Nuevos mercados

A lo largo del primer semestre, la compañía realizó importantes movimientos para la ampliación de sus negocios. Además de la aproximación de las empresas Castertech y Fras-le con nuevos clientes en el exterior, Suspensys también firmó alianza con Volkswagen Caminhões e Ônibus (VWCO), ingresando en el Consorcio Modular mantenido por la ensambladora. La operación se realizará dentro del complejo industrial de VWCO en Resende, en Río de Janeiro, donde Suspensys será la responsable por el preensamblaje de suspensiones neumáticas para los camiones y autobuses de Volkswagen.

Inversiones

En el segundo trimestre de 2020, se invirtieron R$ 29 millones, con destaque para el proyecto de modernización de la estamparía de Randon Implementos y para la expansión de capacidad de la controlada indirecta Fremax. En el semestre, las inversiones orgánicas sumaron aproximadamente R$ 59 millones, y se las hicieron principalmente para mantenimiento y ganancia de productividad.