El índice de agosto para el sector anotó otra caída, ahora de un 2,9% interanual.

La industria brasileña de materiales e insumos de construcción sigue cayendo, de acuerdo con la asociación que representa las empresas del sector, la Abramat. El resultado del sector en agosto, dado a conocer por la asociación, fue negativo en un 2,9% respecto agosto de 2016. Pero según el estudio, el ritmo de decrecimiento está más lento, lo que puede indicar una tendencia positiva a futuro.

El resultado acumulado del sector – que incluye materiales de base como cemento, hierros y agregados, y de terminación como tintas y revestimientos – está negativo en 6,1% en lo que va de 2017 contra el mismo período del año pasado.

El acumulado de los 12 meses terminando en agosto último muestra caída de un 7,8% respecto el acumulado de los 12 meses anteriores.

En medio a tantos números negativos, no deja de ser un aliento que los ingresos sectoriales en agosto crecieron en comparación con julio, en un 6,2%. Para el presidente de la Abramat, Walter Cover, el sector camina hacia un resultado negativo de entre 5% y 6% en el año.

“La caída en las ventas de materiales base es algo más grande que la de los materiales de terminación, reflejando la reducción en las obras de infraestructura y edificaciones nuevas. Por el desempleo, las familias posponen decisiones de inversión que involucren compromisos financieros de larga duración”, dice el ejecutivo gremial.