Los equipos de perforación están entre los que tienen aplicaciones más variadas. Son utilizados para muchas funciones distintas en la construcción, pero además se les ocupa en extracción de minerales, instalación de utilidades subterráneas y en la industria de petróleo y gas.

American web

En Colombia, el cruce del Canal del Dique utilizó una DD440T y una DD1100 de American Augers para instalación de gas.

Desde un punto de vista industrial, esta amplia necesidad de perforaciones específicas ha llevado a especializarse al conjunto de empresas proveedoras de estos equipos. Cada vez más, está la preocupación por atender más nichos de mercado, haciéndose un competidor más fuerte dentro de una o más aplicaciones bien específicas.

De la mano con esta tendencia, se incrementa el nivel de productividad de la operación de perforación. No por casualidad con mejores soluciones para una aplicación específica, los contratistas de servicios de estos servicios podrán ofrecer más trabajo y precisión en menor tiempo.

De manera que es un subsector de la industria que está ganando campos de alta tecnología y resultados. Lo que se refleja tanto en mejor infraestructura instalada y productividad de las obras como, también, en una variada oferta de soluciones tecnológicas para abrir espacios subterráneos.

Progresos técnicos

Ditch

La JT100 All Terrain es uno de los equipos más robustos de Ditch Witch, y cuenta con innovador sistema de doble barra.

Una de las marcas más tradicionales en esto negocio es American Augers. La empresa formaba parte de un grupo empresarial conocido como Charles Machine Works, en donde también estaban dos otras marcas de soluciones de perforación, Ditch Withc y Trencor. Ahora, Charles Machine Works fue adquirida por el grupo Toro, con el resultado de una sinergia que solo ha llevado a progresos en la oferta de todas las marcas.

American Augers, por ejemplo, viene actualizando sus equipos con un sistema de reciclado del material fluido producto de las perforaciones de sus equipos de perforación direccional horizontal.

Una asociación exclusiva de la marca con el proveedor mundial de sistemas de reciclado de fluidos, Derrick, le dio a American Augers la posibilidad de contar en sus equipos con un componente único. Los recicladores Derrick realizan la separación de materiales sólidos que vienen del subsuelo perforado.

“Ellos fabrican estos shakers de separación de fluidos de la tierra y nosotros lo incorporamos a nuestro equipo. Y es que Derrick, por su larga experiencia en la industria de petróleo y gas, fabrica lo mejor en término de shakers de separación de fluidos. Si quieres resultado de verdad, que tu contenido de arena sea de 0,2%, que tu contenido de arcilla sea bajísimo, hay que trabajar con el componente de Derrick”, dice el gerente para América Latina de American Augers, Rodolfo Sepúlveda.

En su producto más reciente, la perforadora DD 240T, el sistema Derrick que viene integrado es el M500PD. Con esta adición, la perforadora direccional de menor tamaño de American Augers se vuelve capaz de trabajar perfectamente en las condiciones de subsuelo más difíciles en términos de composición geológica, dado que el material extraído garantiza que la máquina no se atascará ni se detendrá durante el trabajo. “El sistema Derrick permite un ahorro potente no solo en fluido de perforación, sino que también en todo el sistema de la bomba, las herramientas, la barra y todo el sistema de fluido de la máquina”, afirma el ejecutivo.

American Augers también está, de acuerdo con Sepúlveda, rediseñando su principal modelo de perforadora direccional, la DD 440. Sin anticipar detalles, el ejecutivo contó a CLA que el modelo es el que más vende la empresa en el mundo, dado que “es una máquina que está a mitad de camino entre grande y chica, por eso te puede hacer trabajos menores no siendo tan cara, sin embargo es una unidad completa, tiene un montón de ventajas”.

Ditch Witch, por su parte, es complementaria a American Augers, pues presenta soluciones de perforación direccional horizontal (HDD) más pequeñas, destinadas a instalaciones de utilidades subterráneas como telecomunicaciones y cañerías de menor diámetro. No compite, por ejemplo, con su marca hermana American Augers que se aplica más en perforaciones más de mayor diámetro y atiende grandes proyectos de gasoductos y oleoductos.

La marca de perforadoras compactas que ahora pertenece al grupo Toro tiene su caballo de batalla en el modelo JT100 All Terrain, dado que es una máquina con torque de 445kN de pullback, asegurado por un motor de 268 HP. Este conjunto de fuerza fue colocado en el modelo para que la perforación sea potente en cualquier tipo de suelo, incluso roca dura.

Pero para aguantar la presión de un trabajo más pesado, Ditch Wicth ha innovado en la estructura del equipo, a través de un sistema patentado de doble barra de perforación, una adentro de la otra. La interna funciona como un motor mecánico que dirige la punta perforadora durante la operación. Mientras tanto, la barra externa ejerce fuerza hacia el frente, maneja el shaft y auxilia a poner torque al momento de retirada de las barras. Todo eso, según Ditch Witch, es lo que hace que la JT100 sea de hecho un equipo todo terreno.

Otra característica interesante de JT100 All Terrain es un opcional que permite rellenar automáticamente la bandeja de barras, de tal manera que nunca quede vacía y así ahorrar tiempo en la operación.

Velocidad y simplicidad

Vermeer

La perforadora HDD de Vermeer modelo D23x30 S3 acaba de llegar a los mercados de la región a través de la sucursal de Brasil.

Otro fabricante muy importante de considerar en lo que son los equipos perforación para utilidades urbanas subterráneas es la estadounidense Vermeer, que tiene una unidad en Brasil que ofrece soluciones para diversos mercados de América Latina.

Fue ahí, en su sede en la ciudad de Valinhos, estado de São Paulo, que Vermeer Brasil ha presentado al mercado regional la nueva D23x30 S3, que trae un concepto de tríplice ventaja para el cliente y su operación. El S3 en su nombre significa Simplicidad, Velocidad (speed) y Sonido. Todo lo que el modelo quiere aportar al trabajo del contratista de perforación urbana es menos complicación, más rapidez en su trabajo y reducción del ruido, dado que la operación del equipo frecuentemente se dará en áreas habitadas.

Con dimensiones compactas (5,3m de largo y 1,33m de ancho) el nuevo modelo de Vermeer pesa poco (6.386,6 kilogramos) y es fácil de transportar. No obstante, un motor Deutz le aporta 100 HP de potencia, y es así que su torque puede llegar a 4.067,6 Nm y su fuerza de empuje a 106,8 kN. Por lo tanto, la D23x30 S3 produce más fuerza que su modelo antecesor, según Vermeer Brasil.

El equipo de Vermeer tiene novedades en lo que son controles. Su tecnología de localizadores Falcon F5 permite alcanzar y recoger informaciones hasta 38 metros bajo suelo vía radiofrecuencia, además de dos sistemas diseñados para aumentar la precisión de la perforación, el Datalog y el iGPS.

Ranger sandvik

La sueca Sandvik innova con su línea sin cabina, controlada remotamente, la Ranger DXR.

Otro punto de avance en el sector de perforación es la operación remota, dado que muchas veces un servicio de perforación puede ser riesgoso para mantener la presencia humana. De parte del fabricante sueco Sandvik, que tiene toda una línea para perforación hecha con martillos especiales acoplados en equipos de transporte sobre orugas.

Es exactamente ahí donde Sandvik ha presentado una reciente innovación: su serie Ranger DXR tiene dos modelos sin cabina de operación; el operador queda afuera con su control remoto, protegido de los peligros.

Los modelos Ranger DX600R y DX800R alcanzan una profundidad máxima de perforación de 17,6 metros a 26,4 metros. La profundidad de los martillos se mantuvo, pero la nueva serie es más ligera y móvil, dado que por no tener cabina pudo mejorar todo su diseño estructural.

Sin personas dentro del equipo, la serie Ranger DXR puede llegar a lugares límite, como pendientes profundas y terrenos inestables, lo que de acuerdo con la marca sueca son ocurrencias típicas en obras viales y ferroviarias cuando se tiene que abrir una vía en áreas de relieve accidentado o sobre suelos blandos.

Como se ve no faltan tecnologías. Pero a diferencia de otros subsectores de la construcción en donde la opción por trabajo manual barato pueda servir como disculpa para no adoptar tecnologías, en perforación hay mucha cuestión de seguridad involucrada. Conocer y elegir tecnologías apropiadas es una necesidad.

Y, claro, nunca se debe dejar de mencionar los ahorros y la productividad de largo plazo que la tecnología puede generar en servicios tan específicos y fundamentales como la perforación.

Epiroc: un año de vuelo solo

ControlTower

Esta es la Torre de Control de Epiroc en Santiago de Chile.

Hace poco más de un año, esta marca que desde el siglo 19 era parte del grupo sueco Atlas Copco, se separó para volverse una empresa totalmente autónoma. Empezaba ahí una sorprendente jornada al éxito que viene conquistando significativas áreas del mercado mundial de equipos de perforación.

Dedicada principalmente a la perforación de larga dimensión para la minería, Epiroc este año presentó lo que afirma ser el primer equipo de perforación totalmente autónomo en el mundo, el SmartROC. La nueva máquina está completamente digitalizada de manera a permitir que el operador se aleje de operaciones riesgosas.

Una programación hecha previa a la perforación hace que el SmartROC siga perfectamente un patrón de entrada y fuerza, resultando en un preciso hueco en la tierra o en la piedra. El producto es dedicado a proyectos de minería pesada y canteras, especialmente en donde las condiciones sean inhóspitas.

Pero más que equipos, Epiroc viene destacándose por incrementar los servicios industriales a la minería. En esto, el mercado de Chile es uno de sus laboratorios principales. En el país sudamericano, Epiroc ha inaugurado recientemente su segunda Torre de Control para apoyo a la operación minera.

La Torre de Control es un espacio totalmente controlado por Epiroc en donde se hace un monitoreo total de los equipos de los clientes en operación en un territorio dado, en tiempo real, para entregar soluciones basadas en automatización y administración de datos. En un país minero como Chile, se trata del tipo de servicio que puede marcar la diferencia.

Chile es el segundo lugar del mundo en recibir una Torre de Control de Epiroc, y ea primero en las Américas.