SmartEquip busca mejorar la gestión de su flota y otorgar más eficiencia.

La mantención de los equipos es un factor esencial cuando se busca eficiencia y productividad, pero también es una tarea engorrosa y que puede ser altamente ineficiente si no se cuenta con la expertise necesaria. En este contexto es que hace 18 años se creó SmartEquip, ofreciendo un servicio especialmente dedicado a las empresas de alquiler y la mantención de flotas.

SE_F.Pinera_HiRes

Fernando Piñera

CLA conversó con Fernando Piñera, CEO de SmartEquip y Jose Protko, vicepresidente de desarrollo de nuevos negocios, quienes están viendo en América Latina opciones de crecimiento para su modelo.

¿En qué consisten sus principales servicios?

SmartEquip ofrece varios beneficios relacionados con la eficiencia. En el taller se puede reducir el tiempo de búsqueda de repuestos en hasta un 90%, esto ha sido comprobado por varios estudios realizados, no por nosotros, sino por clientes actuales. Al poder identificar repuestos de manera más rápida y precisa se eliminan casi por completo los errores en la parte administrativa de las órdenes de compra y facturación, y el técnico vuelve más rápido a su trabajo real de reparación, lo que incrementa su productividad y aumenta el número de máquinas disponibles para trabajar, alquilar, vender.

Podríamos decir que el servicio de SmartEquip es mejorar eficiencia en el taller, en el proceso administrativo de repuestos y en la rentabilidad de su flota.

¿Cómo ha sido el desarrollo de la empresa?

El crecimiento de SmartEquip, desde que se fundó en el 2000, ha sido positivo ya que las empresas se dan cuenta que existe una relación directa entre SmartEquip y la reducción de tiempo muerto, reflejándose en la rentabilidad. Hoy la compañía está operando en más del 65% de las empresas más importantes del rubro de alquiler, quienes se están beneficiando de haber integrado el sistema a sus procesos de taller y de abastecimiento.

¿Cómo es su presencia?

SmartEquip tiene su sede en Norwalk, Estados Unidos, y está presente en las principales empresas de alquiler de EE.UU., Canadá y Europa. Recién estamos incursionando en América Latina, pero ya varias empresas se nos han acercado y vemos que crece el interés en la región.

¿Hay diferencias entre los mercados?

Hay diferencias, pero son principalmente en cultura, idioma y reglas comerciales, pero no en el tema de mejora de procesos. Los retos asociados con la maquinaria, su mantenimiento y reparación, son universales.

Ahora lo que estamos viendo ya en forma general en mercados maduros y en desarrollo es que los fabricantes y distribuidores se están desgastando mucho en un juego de “suma cero”: o gana uno o gana el otro. Y por otra parte, que la apuesta a que el equipo se podrá vender a un precio determinado en el mercado usado también es un riesgo, los márgenes no son garantizados.

PROTKO_JOSE_Smartequip_FOTO

José Protko

Con este escenario es que los dueños de flota se están enfocando cada vez más en el uso de tecnologías como SmartEquip para tomar control de los costos asociados con sus procesos operativos y de esa manera incrementar la rentabilidad.

Nos interesa mucho el tema de poder servir el mercado de maquinaria proveyendo este control del proceso del taller. SmartEquip ofrece acceso a más de 350 fabricantes en red, de un solo sitio.

¿Qué expectativas hay en Latinoamérica?

Vemos muy buenas expectativas para América Latina y otros países en desarrollo, sobre todo considerando el fenómeno de “leap-frogging”, donde los países emergentes tienden a tener una taza de adopción más rápida en temas de tecnología, aún más rápida que en países maduros.

Esto se da en función de varios factores, como por ejemplo: 1) la información de los beneficios de la tecnología se difunde de manera muy rápida; 2) en países en desarrollo son más notables las brechas y usualmente son más bajas las barreras de entrada; 3) la tecnología no es complicada para implementar y se reduce el tiempo de adopción.