CLA realizó una visita guiada a una serie de fábricas de grúas en Europa para conocer de primera mano cómo se prospecta la industria en 2018. 

Un interesante viaje por Europa que comprendió más de cinco ciudades fue el que un equipo de CLA y KHL realizaron durante octubre. El objetivo, conocer de primera mano cómo ha estado desarrollándose el mercado de las grúas en el mundo y cómo las fábricas están respondiendo a las nuevas y crecientes demandas. Como integrante de la misión y editor de CLA deseo expresar nuestro agradecimiento a las compañías por la atención y el tiempo que nos brindaron.

LINDEN COMANSA

Comansa

En 2016 Latinoamérica supuso algo más del 13% de la facturación de Linden Comansa, y para este se estima que estará en torno al 11%.

La primera parada fue Huarte, España, para conocer las instalaciones que Linden Comansa tiene en el lugar. Fundada en 1963, es hoy uno de los principales fabricantes de grúas torre y grúas de pluma abatible, y cuenta con más de 60 distribuidores en los cinco continentes.

La compañía está hoy operando a plena capacidad, en dos turnos (de tres), y tiene cartera para comprometer totalmente los próximos tres meses. La fábrica de España tiene capacidad de fabricación de hasta 1.200 equipos al año. Esta cifra, por supuesto, depende directamente del tamaño de las grúas a fabricar y de un contexto de órdenes óptimo.

Según comenta Mariano Echávarri, responsable de comunicación y marketing en la compañía, el mercado está retomando fuerzas e incluso se han realizado algunas ventas en España, mercado en el que apenas se comercializaba desde el comienzo de la crisis, en 2008. Con el estancamiento en su país de origen no es de extrañar la extrema internacionalización de la marca, lo que le ha permitido que hoy sus principales mercados sean Estados Unidos y Escandinavia. En lo que se refiere a América Latina, el ejecutivo destaca Colombia, donde están operando activamente en varios proyectos de infraestructura.

Según el ejecutivo, en Sudamérica, Brasil es un mercado que hoy continúa estancado y no se ve con perspectivas de mejorar, por lo que las fichas se están jugando más por Argentina, Ecuador y Perú, además de la mencionada Colombia. Al norte, México también presenta buenas perspectivas. “Tenemos un muy distribuidor, y a la vez cliente, la empresa de alquiler de grúas Groke, que ya está participando en el proyecto del nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México”, comenta.

Cabe mencionar que en 2016 Latinoamérica supuso algo más del 13% de la facturación de la empresa y que para este año Linden Comansa estima que será en torno al 11%.

Dentro de las novedades que tiene la empresa en el mercado es su nueva cabina Cube, la que como su nombre indica, cuenta con un diseño en forma de cubo. El cambio no es únicamente estético, sino que además busca aprovechar al máximo el espacio. “Gracias a este diseño se ha hecho una distribución más inteligente de todos los elementos de la cabina y se ha ganado en espacio para la ergonomía del operador, que incluso puede estar acompañado en las cabinas de mayor tamaño”, señala Echávarri. El ejecutivo reconoce que como todo producto nuevo puede generar algo de resistencia por su estética novedosa, pero señala que “toma un tiempo darse cuenta de todos los beneficios, pero va a suceder”.

El nuevo diseño de cabina estará incorporado como estándar en todas las grúas sobre 6 toneladas.

JASO TOWER CRANES

También en España, en Idiazabal, se encuentra otro destacado fabricante de grúas, JASO Tower Cranes, donde también se está observando un mercado que se está recuperando bien.

Jaso

En lo que va del año JASO ha incorporado tres nuevos modelos a su oferta: las grúas J700, J215 y J1920DC.

La fábrica de la compañía está operando con más optimismo que en los últimos años y es que si bien España puede estar dando luces de una recuperación, los esfuerzos de los últimos años estuvieron dados más que nada en la internacionalización, y por supuesto en la flexibilización, porque la empresa apostó con fuerza a la ‘customización’ de sus productos, adoptándose a las necesidades del cliente, en lugar de ofrecer productos predeterminados. La filosofía de la empresa es no entregar sólo grúas, sino que soluciones. Una ‘producción a la carta’.

Si bien la capacidad instalada de unos 1.000 equipos al año no es todavía objeto de demanda, la compañía observa que ella será más estable y creciente al futuro. Con una representatividad de un 15% en sus negocios, América Latina es una región de especial interés para la marca. En este sentido destaca un nuevo proyecto en el que está participando, nada menos que con 17 equipos en el nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México. Según explica Mikel Iturrioz, director comercial de la compañía.

El traslado y el montaje de las grúas está a cargo de Espamex, distribuidora con la que la firma ha trabajado por más de treinta años y con quienes también participaron con éxito en la ampliación del Canal de Panamá, una obra de extrema complejidad. Los modelos en cuestión que operan en el aeropuerto son las grúas torre J150, que consideran una pluma de hasta 65 metros y una capacidad máxima de carga de 10 toneladas, y J300, con pluma de hasta 75 metros y una capacidad de carga máxima de hasta 12 toneladas, comenta Iturrioz.

Cabe destacar, además, que sólo en lo que va del año, JASO ha incorporado tres nuevos modelos: los J700, J215 y J1920DC. Pero el ejecutivo destaca su próximo lanzamiento, la J780PA, grúa de pluma abatible más grande y potente jamás fabricada por JASO, y que levanta una capacidad de carga máxima de 75 toneladas y cuyas primeras unidades van a ser entregadas a sus clientes en 2018.

LIEBHERR

La fábrica de Liebherr en Ehingen tiene un terreno de 85 hectáreas, 24 de ellas techadas.

La fábrica de Liebherr en Ehingen tiene un terreno de 85 hectáreas, 24 de ellas techadas.

Camino a Ehingen es imposible no dejarse impresionar cuando a lo lejos ya se comienzan a divisar una multitud de grúas que dejan entrever el tamaño del terreno de la fábrica. Un recorrido por las instalaciones confirma las sospechas, y es que Liebherr-Werk Ehingen GmbH, fundada en 1969, ocupa un terreno de 85 hectáreas, 24 de ellas techadas.

Liebherr Ehingen tiene una capacidad de producción de hasta 1.500 equipos al año, emplea a más de 3.300 personas y es responsable de la fabricación tanto de grúas de celosía desde las 300 toneladas como de grúas telescópicas sobre camión y orugas. Una responsabilidad no menor si se considera que Liebherr cuenta con el 50% del mercado de las grúas all terrain en el mundo, según comenta Wolfgang Beringer, head of sales promotion de la compañía.

La fábrica invierte de manera intensa en investigación y desarrollo, lo que se puede observar en sus líneas de producción, las que están en un constante movimiento para despachar casi cinco equipos diarios.

Pero sin duda uno de los equipos más sorprendentes que salen de Ehingen es la LR 13000, la grúa sobre orugas convencional más potente y alta del mundo, con un sistema de mástil en celosía de 246 metros. ¿Cómo se puede trasladar a un gigante de esta magnitud? La respuesta es a mediante 150 camiones.

Cabe destacar que una LR 13000 está operando en el proyecto de la refinería Miguel Hidalgo, en México.

A unos 21 kilómetros de distancia se encuentra otra de las fábricas del grupo alemán: Liebherr-Werk Biberach GmbH. Fundada en 1954, esta instalación es la mayor responsable de la fabricación de grúas torre de la marca y de una amplia diversidad de componentes. Un dato muy interesante es que Liebherr manufactura alrededor del 80% de los componentes de sus grúas torre, comenta Hans-Martin Frech, de marketing. De hecho, una de las especialidades en Biberach es la fabricación de anillos de rodamientos, los que pueden alcanzar hasta los seis metros de diámetros en una sola pieza y segmentados cuando son por sobre los 7,5 metros. Las piezas se fabrican con modernas máquinas robotizadas también de Liebherr.

Liebherr in Biberach es una de las mayores fábricas de la compañía en el mundo y cuenta con una dotación de 3.200 empleados, 50% de ellos trabajando en Liebherr Components Biberach GmbH y el otro 50% en the Liebherr-Werk Biberach GmbH. La capacidad de producción de grúas torre de la fábrica alcanza las 1.500 unidades, siendo sus modelos más destacados la grúa de erguido rápido 81 K.1, la Flat Top 202 EC-B y la torre móvil MK 88.

Otra parada dentro de las fábricas de este imponente grupo alemán, fue en Nenzing, Austria. Con un paisaje increíble en medio de los Alpes, Liebherr-Werk Nenzing GmbH se ha especializado en la fabricación de grúas sobre orugas de hasta 300 toneladas y equipos de manejo de materiales, pilotaje y fundaciones.

Fundada en 1976, Nenzing cuenta con una dotación de más 1.650 empleados. Según comenta Wolfgang Pfister, Head of Strategic Marketing & Communications, la fábrica tiene una capacidad de producción de entre 350 y 400 equipos al año y una de las máquinas best seller es su grúa sobre orugas LR 1300, equipo que en 2013 logró un récord mundial al elevar la pared de hormigón plegable más ancha, de 27 metros. El ejecutivo también destaca los equipos duty cycle HS 8130 HD y HS 8100 HD y sus equipos de fundaciones LB 28 y LB 36.

Dada la alta tecnología involucrada en estos equipos Liebherr, la demanda del mercado latinoamericano no es tan alta como podría serlo, pero si existe un gran potencial. Según destaca Pfister, a medidos de este año se despachó a México una Liebherr LB 24-270 que está siendo utilizada para la perforación de pilotes en la carretera Cardel-Poza Rica.

Asimismo, Argentina y Colombia son mercados que la compañía está observando con especial interés gracias a los grandes proyectos de infraestructura que están impulsando.

SENNEBOGEN

Sennebogen

Este año Sennebogen amplió su planta Straubing II en 35.000 m2.

La última parada del viaje fue en Straubing, Alemania, para visitar a otro destacado fabricante: Sennebogen, empresa que este año está cumpliendo su 65 aniversario, conmemoración que coincide con la ampliación en unos 35.000 m² de su planta Straubing II y que además se celebró en un evento con más de 2.000 distribuidores y clientes.

Hoy en día, Sennebogen tiene 1.400 empleados en todo el mundo, en tres sitios en Baviera, además de un sitio de producción en Hungría y sucursales en los EE.UU. y Singapur. Una extensa red de ventas y servicios que comprende 150 distribuidores en todo el mundo es responsable de la venta de sus grúas y manipuladores de materiales.

Straubing II, que tiene una capacidad de producción de hasta 1.000 unidades al año, es responsable de la fabricación de 50 distintos modelos, dentro de ellos el Sennebogen 870E, equipo que cuenta con un innovador recuperador de energía. Según explica Michael Ibarth, director de marketing de la empresa, cuando el equipo baja su brazo, un cilindro hidráulico adicional almacena energía, la que se puede aprovechar luego en la siguiente elevación. El sistema puede reducir los costos de energía en hasta un 30%.

La instalación cuenta con una Academia de entrenamiento para técnicos, dealers y operadores, en la que se educan unas 1.000 personas al año, señala Ibarth.

Se destaca también en la fábrica el Museo Erich Sennebogen, espacio en el cual se puede recorrer toda la historia de la compañía desde sus inicios, como también conocer sus primeros modelos.

Cabe recordar que recientemente la compañía lanzó su nueva cabina Maxcab, la que hoy es siete centímetros más larga y cuenta con un nuevo interior. Toda la zona del conductor ha sido optimizada de acuerdo con los últimos requisitos ergonómicos, y la estación de trabajo puede ser ajustada individualmente para el tamaño y peso de cada operador. Un nuevo asiento confortable, así como palancas de mando y elementos de control dispuestos de manera óptima permiten trabajar de forma relajada y concentrada reduciendo a un mínimo cualquier síntoma de fatiga.

La compañía priorizó soluciones de mayor calidad durante el proceso de diseño y desarrollo y en este sentido destaca el que la nueva cabina utiliza materiales absorbentes de sonido y soluciones estructurales para reducir significativamente el nivel de ruido.

La Maxcab puede ser adquirida con diversas opciones de seguridad, en las que se incluyen una amplia gama de variantes de vidrios y rejillas de protección, así como ventanas de techo con limpiaparabrisas y un parasol integrado.