Las excavadoras se utilizan comúnmente en varios sectores, incluidos la construcción, la minería, la agricultura y la industria forestal, sólo por mencionar algunos. Sin embargo, es la construcción su principal demandante, con alrededor del 70% del mercado, por lo que no extraña que una excavadora sea un sinónimo visual de construcción. Edificios, metros, carreteras, túneles, puertos, etc., cada trabajo de construcción es testigo del poder de las máquinas de excavación de tierra, sean modernas o antiguas.

Dado lo anterior, no sorprende la gran cantidad de equipos nuevos e interesantes soluciones que surgen entre las excavadoras más recientemente lanzadas al mercado.

Imperio japonés

MF_EX1200-7_r4f047440_rrd

Hitachi recientemente lanzó el modelo EX1200-7.

Cuando a excavadoras se refiere, Japón destaca, con muchas marcas tradicionales que vienen perfeccionando las tecnologías de este equipo.

Apostando por aplicaciones tanto en construcción pesada como minería, Hitachi – uno de los más tradicionales proveedores de excavadoras en el mundo – recientemente lanzó el modelo EX1200-7, que complementa la nueva línea EX-7 que antes ya había introducido los modelos EX2600-7 y EX5600-7.

La nueva EX1200-7 es la más pequeña de la línea, y por eso puede aplicarse a la construcción. “Se trata de nuestra menor excavadora de minería, por eso sirve como máquina de aplicación cruzada con la construcción. Es una máquina versátil que entrega una muy buena combinación de fuerza y las tecnologías necesarias para el trabajo, sea una gran excavación, sea la minería”, dice el gerente de aplicación y marketing para productos de minería de Hitachi Construction Machinery, Brian Mace.

Disponible en América Latina a través de la red de distribución Hitachi, el nuevo equipo trae un significativo aumento en el volumen de la cuchara, que con una capacidad de 7 m3 es un 4,5% más grande que el modelo anterior. Siguiendo la tendencia mundial de introducir mejores tecnologías de administración hidráulica para reducir el consumo de combustible, la EX1200-7 tiene una válvula de regeneración del flujo hidráulico que exige menos fuerza del motor para mover la bomba hidráulica. Con ello se ahorrará combustible en la operación de la excavadora.

Otra compañía que tiene ADN japonés en el mercado de excavadora es Link-Belt Excavators, también conocida por la sigla LBX. Con una historia de más de cien años en Estados Unidos, hoy la marca es propiedad del grupo japonés Sumitomo. La marca hizo recientemente un gran lanzamiento para los mercados de América Latina, la serie X3E. Para toda la región, LBX presenta cuatro modelos de la serie: 210X3E, 180X3E, 360X3E y 130X3E (esta última no está disponible en Brasil).

Su principal característica es la resistencia. La línea X3E de Link-Belt recibió reforzó la estructura de sus máquinas. Por ejemplo, el conjunto brazo y pluma es heavy duty, dado que el brazo viene con chapa extra para desgaste. Igualmente, el enganche de la cuchara también es HD.

Motorizada con Isuzu Tier 3, la nueva serie no es sólo más fuerte, sino que también más inteligente, dado que ofrece tres modos de trabajo predefinidos, que adecuan los sistemas internos a la necesidad del servicio, evitando desperdicios de recursos.

El modo SP es prioridad para la producción; el modo H es para servicios realmente pesados; y el modo A supone ahorro con potencia aplicada. La idea es combinar el grado de potencia y quema de combustible con el reto de realizar el servicio de manera más productiva y a la vez económica.

Otra característica interesante de la serie X3E es la mayor dimensión de la cabina. El espacio interno es un 5% más grande que la serie X2, mientras que el piso de la cabina creció un 16% en área total. Es más confortable para el operador.

Komatsu

El imperio japonés en excavadoras tiene en Komatsu uno de sus líderes, y en América Latina el principal modelo es la PC200-8M0.

El imperio japonés de excavadoras se completa con un nombre que es más que un símbolo. Komatsu representa nada menos que el segundo mayor fabricante de equipos pesados en el mundo y en lo que a excavadoras se refiere, su presencia tiene una importancia sin par.

Su caballo de batalla en los mercados de Brasil, en donde tiene fábrica, y América Latina, es la excavadora PC200-8M0, equipo que tiene un motor Tier 3, 138 HP de potencia y peso operacional de 21 toneladas. Se trata de un equipo que tiene dos versiones posibles: en la versión Massa, trabaja con la cuchara de 1,5 m3, para priorizar productividad y agilidad de operación; en la versión Alcance, el equipo viene con brazo de 2,9 metros, facilitando su aplicación en servicios más específicos de excavación profunda.

La PC200-8M0 tiene seis modos de operación para adecuar sus parámetros de trabajo al servicio que tiene por delante, y evitar pérdidas. Una función especial de ajuste al modo E pone aún más énfasis en el ahorro de combustible, lo que de acuerdo con los ejecutivos de la marca imprime en el equipo un potencial muy ventajoso para su relación costo beneficio.

Como todos los equipos Komatsu que son comercializados en Brasil y en América Latina, la PC200-8M0 incorpora el sistema de monitoreo y telemetría Komtrax. El sistema, gratuito por diez años para el cliente, entrega tanto datos de ubicación, alertas de mantenimiento, consumo y otros de operación com, permitir al cliente comunicarse con su distribuidor más cercano, facilitando los servicios de post venta para la excavadora.

Marcas y aplicaciones

Case

Case Construction marca la diferencia con su CX220C Long Reach, que alcanza hasta los 15,6 metros y es ideal para dragados.

Otro gigante industrial, perteneciente al Grupo CNH, es Case Construction Equipment, empresa que tiene una amplia oferta de excavadoras (desde las 8 hasta las 81 toneladas) desde su fábrica en Brasil. Su equipo destacado es la CX220C Long Reach, cuyo modelo con brazo extendido le da un alcance de hasta 15,6 metros, por tanto, ideal para servicios de dragado de fondo de ríos, canales, manejo de materiales residuales y otras aplicaciones distintas de la excavación convencional.

Un aspecto diferenciador que CASE ha colocado en este modelo es un auxiliar hidráulico unidireccional o bidireccional para instalar bombas de succión, lo que hace sentido con los servicios de dragado, y convierte una excavadora en un equipo de concepto más amplio.

“La CX220C Long Reach destaca por su eficiencia en el consumo de combustible y especificidad de aplicación. Las dos opciones de cuchara disponibles, de 0,37 m3 y 0,5 m3, proporcionan más versatilidad al equipo, que es capaz de operar desde la manipulación de cereales en silos hasta el aseo y dragado de canales, ríos y lagunas. Todo eso gracias a su capacidad de alcance”, afirma el gerente de marketing de CASE para América Latina, Maurício Moraes.

Por su parte, John Deere es un coloso en la oferta de excavadoras: son catorce modelos ofrecidos en los países hispanoamericanos, mientras que para Brasil son diez modelos comercializados. Una gran parte de ellos sale de la fábrica de la marca en Indaiatuba, São Paulo. Su joint venture con Hitachi agrega otros diez modelos de excavadoras, tanto para Hispanoamérica como en Brasil.

Dos modelos de John Deere fueron lanzados recientemente, la 210G LC ME y la 350G LC ME, que ganaron en refuerzos estructurales y nuevos materiales de desgaste que promueven alta durabilidad en aplicaciones más severas, como es el caso de minería.

Otro punto a destacar en la joint venture de John Deere e Hitachi es la oferta de excavadoras tipo shovel en América Latina. Las shovel son excavadoras de alta tonelaje cuya cuchara tiene una apertura inferior accionada hidráulicamente para descarga de material de minería.

Volvo

Una variada oferta de excavadoras en el rango de 20 toneladas es lo que producen Volvo y SDLG desde su fábrica en Brasil.

La sueca Volvo Construction Equipment, y su marca de tecnología ajustada SDLG, son una presencia también marcante en el mercado de excavadoras. Con la marca Volvo, desde su fábrica brasileña salen los modelos EC200D (su único modelo que no está disponible para los países hispanos), EC210D, EC210DL, EC220DL, además del modelo SDLG LG6225E. Los modelos EC210DL y EC220DL tienen opciones long reach para servicios de alcance profundo.

“En la clase de 20 toneladas es donde están un 70% de las excavadoras vendidas en Brasil. Son equipos entre 19 y 22 toneladas de peso operacional. Estas máquinas tienen amplitud de operación, sean ligeras, medianas o pesadas. Volvo Construction Equipment es el fabricante que ofrece el mayor número de excavadoras en esta clase en Brasil”, dice Gilson Capato, director comercial de Volvo CE en América Latina.

De parte del fabricante británico JCB, la novedad es la nacionalización del modelo JS130 en su fábrica en Brasil, luego de su lanzamiento 2018. “La JS130 es el cuarto modelo de excavadora hidráulica JCB en el país, y uno de los más populares en todo el mundo. En su primer semestre de ventas alcanzmos una buena performance, y eso nos ha animado a nacionalizar su producción”, dijo el gerente de producto de JCB Brasil, Etelson Hauck.

El equipo tiene un peso operativo de 13,6 toneladas, motor JCB Dieselmax de 100HP y fuerza de desagregación del brazo de 59 kN, características que le hacen una excavadora versátil para servicios de construcción inmobiliaria y reparaciones urbanas variadas.

Caterpillar y el combustible

Hace poco menos de un año Caterpillar lanzó mundialmente su Nueva Generación de Excavadoras, una serie que puso el mismo concepto de excavadora en otro nivel. Un conjunto muy significativo de cambios en la estructura de los equipos justifica las promociones de la Cat Next Generation.

La promesa fundamental de la nueva generación es aumento de eficiencia de un 45%, reducción de combustible de un 20% y costos de mantenimiento un 20% menores. Todo en función de los cambios en el proyecto de ingeniería.

Para complementar esta revolución estructural de sus equipos, Caterpillar intenta preparar su cliente para las fluctuaciones del precio del combustible. Es así que el programa Cat 360 Advantage prevé una garantía para consumo de dos años o 4.000 horas. Si la máquina excede el nivel de consumo dentro del tiempo contratado, el cliente recibe un crédito para comprar piezas, servicios o herramientas con el distribuidor de su local.